Musica Ruido Vivo

Daughter of Satan 3: El baile como aquelarre moderno

#Reseña Roma: la mirada gris de Alfonso Cuarón

La tercera edición de Daughter of Satan en Foro Normandie, convirtió de nuevo el infierno en una pista de baile: Lafontaine + Dellarge, Dimitri Berzerk y la primera presentación en México de Schwefelgelb. 

En la antigüedad, la gente solía asociar los aquelarres o reuniones de brujos con ritos paganos y de incitación a actos plagados de magia, hechicería, pactos y principalmente baile. Este último, siempre condenado por ser un acto liberador, cargado de sexualidad, siempre asociado con la figura del diablo y sus demonios.

Los aquelarres iniciaban con una campana que sólo oían los adeptos y un escozor en la llamada marca del Diablo, es así que desde que llegamos al Foro Normandie, nuestro llamado fue el sonido que provenía debajo de nuestros pies, y nuestra marca, el sello que nos pusieron para entrar, fue así como nos dejamos engullir en las entrañas de este rito.

Me gusta creer que eventos como Daughter of Satan, se convierte en nuestros aquelarres modernos.

DSC_1065

El primer set de la noche que lo presentó Lafontaine + Dellarge, una intensa mezcla de ruido, ritmos bailables, repetición desenfrenada y un escenario iluminado por una intensa luz roja, donde mezclaron por más de dos horas ininterrumpidas diversas atmósferas de EBM y Techno, que nos tuvieron bailando, bebiendo y sudando intensamente.

Es de las pocas veces que se puede presenciar un dj set de Mateo Lafontaine, y puedo decir que nunca decepciona con su catálogo o las elecciones musicales que suele poner, no por nada fue ideal para iniciar Daughter of Satan.

DSC_1012

Después del llamado, en un aquelarre la segunda fase está dedicada a las ofrendas y los manjares, pues están destinados a excitar los sentidos y a preparar a los asistentes para las siguientes etapas, es aquí donde se separan los brujos mayores de los novatos.

Nuestro manjar conducido por los aparentes novatos del segundo set, Schwefelgelb, un dueto alemán que por primera vez se presentó en vivo en México, vino a confirmar que en esta cofradía, ellos pueden ser tan expertos como los brujos mayores.

DSC_1206

Schwefelgelb nos hizo vibrar, llenos de sonidos industriales, ruidos semejantes a maquinas, sonidos metálicos y voces lejanas; una de las cosas que más disfrutamos de su presentación, fue la acústica, era increíble, el sonido del lugar fue el ideal y por eso nos fue imposible dejar de bailar, de sacudirnos, de beber, gritar y sentirnos atrapado entre luces rojas, estrobos semejantes a truenos en la obscuridad.

Durante su presentación, Schwefelgelb interpreto temas de su mas reciente EP Aus Den Falten y de su amplio catalogo musical, hicieron sonar temas como In Dem Laken, Aus Dem Hals Der Flasche o Fokus.

En la etapa posterior a los manjares, los asistentes se abandonan a una danza que comienza con movimientos organizados; pueden danzar en círculo, unidos por los hombros, o formando el ouroboros, la serpiente que se muerde la cola. Finalmente esto terminara en una orgia.

El ultimo acto en presentarse fue Dimitri Berzerk, quien capturo la energía que nos genero Schwefelgelb, incitándonos nuevamente a prolongar nuestra reunión, donde sus mezclas de ritmos navegando entre el Techno, Industrial, Electronic Body Music y Techno Body Music, nos mantuvo bebiendo y bailando hasta dar casi las 6 de la mañana, y así, como en todo buen aquelarre, debía terminar hasta que el gallo cante, hasta que nuestros cuerpos no dieran mas.

DSC_1301

Por eso cuando hablaba de aquelarres y su libertad, inmediatamente me vino a la mente esa idea de que éramos parte de un rito, de una orgia de música, éramos la sensación de libertad en todos los aspectos, cuerpos besándose, todos bebiendo, algunos otros ingiriendo drogas, moviéndose y sacudiéndose al ritmo al que imagino a brujos, sacerdotes y vírgenes, girando como una serpiente que engulle su cola, en donde se podían expresar todo tipo euforia y excitación contenida.

Así termino nuestra fiesta, en donde nos entregamos nuevamente a Daughter of Satan, todos como una cofradía, al final, entre lo ofensivo y repugnante, lo sexual y la bacanal, donde de a poco la danza perdió unidad y se transformo en una sucesión frenética de sacudones. Finalmente regresamos a nuestras guaridas para refugiarnos del sol, para ser perseguidos por el tribunal, pero no de la inquisición, si no de nuestros excesos, que pronto nos castigaría de maneras morales o físicas.

Galería

DSC_1024 DSC_1016

DSC_1019 DSC_1039

DSC_1045 DSC_1136

DSC_1066 DSC_1162

DSC_1216 DSC_1100

DSC_1285 DSC_1282

DSC_1336 DSC_1291

 

0 comments on “Daughter of Satan 3: El baile como aquelarre moderno

Haz ruido