Entrevistas Musica

Diamante Eléctrico: La deconstrucción de una banda y de un sonido

Casi al final de la jornada del Festival Marvin del 2016, sin saber a donde dirigirme y que acto musical cubrir en ese momento, la van me llevó hacia el Caradura sin saber quien estaba tocando ahí. Desde la entrada del venue se escuchaba un sonido distorsionado y poderoso que de inmediato llamó mi atención y subí lo más raído que pude para no perdérmelo. Y es ahí donde veo a tres sujetos en el escenario entregarse como nunca y al final descubrí que se trataba de Diamante Electrico, banda oriunda de Bogotá, Colombia y que rescata el poder y la energía del rock and roll clasico.

En ente 2018 y tras 6 años de carrera, podríamos decir que se encuentra en un momento clave en su carrera, después de ganar el Latin Grammy en el 2015 al mejor disco de rock por B, su segunda placa, vuelven a romperla en 2017 al con el Latin Grammy al mejor álbum de rock en por la Gran Oscilación del 2016 y el premio al mejor tema de rock por Dejarla Rodar.

Y no solo eso, también el haber sido taloneros de los mismos Rolling Stones en el 2016 en su ciudad natal y haberse presentado en Coachella, uno de los festivales más importantes del mundo. Ante todo esto  Juan Galeano, Daniel Alvarez y Andee Zeta teniendo todos estos logros y reconocimientos tenían un reto bastante claro: ¡No quedarse estancados! Y fue  el pasado 7 de de septiembre nos entregan una placa con un sonido totalmente diferente a lo que ya nos habían acostumbrado, su nombre Buitres.

Previo a su presentación en el Lunario del Auditorio Nacional, tuve el placer de conversar con Juan Galeno, bajista y vocalista de Diamante Eléctrico para resaltar la importancia de cambiar y reconstruirse como banda pero sin dejar a un lado esa esencia que los hace únicos como proyecto.

Diamante Electrico siempre ha sido influenciada por el sonido clasico del rock & roll y el blues, pero previo a la salida de Buitres, comenzamos a escuchar todo el sonido de motow, a James Brown y a  este Anderson Paak, comenta. Pero teniendo una cosa muy en clara: Que esa esencia  nunca se iba a ir. 

«Diamante Eléctrico siempre ha tenido ese espíritu rocanrolero que aún sigue ahí. Decidimos bajarle a los decibles pero la intensidad ahí está…» Esa intensidad con la que los conocimos se mantene per fue canalizada, comenta, hacia otros elementos como el bajo y la bateria.  «ya no es un fuzz y distorsión todo el tiempo ahora está más “grooveada” y nos sentimos muy cómodos haciendo esto», agrega.

Buitres no solo representa una placa musical tras 6 años de trayectoria para la banda si no que representa una renovación total con el estilo, la sangre y el sonido de Diamante Eléctrico. Ya que en este momento, «el rock» esta sufriendo grandes cambios en donde se asegura que está muerto, pero para Juan Galeano no parece ser así: «Creemos que el rock ha estado experimentando con otras cosas y se mueve para otros lados pero creo que el género aún tiene muchísimas cosas que dar».

Pero a pesar de todo eso, Diamante Electrico no ha tomado ese abanderamiento de salvar el rock y decidió experimentar y llevar más allá ese sonido clasico cuestionándose que es el rock lainoamericano. Tomando como referencia a bandas como Café Tacvba y Caifanes se aventurar a explorar otra arista de su música.

Buitres fue un disco que realmente cambio todo en Diamante Electrico, este fue un disco que se tardaron más en hacerlo pero la espera valió la pena para que el,disco sonara como ellos querían que sonara.

«El proceso  fue totalmente distinto a los discos anteriores. no tocamos ni una nota juntos  para este disco , el cual se fue formando y creando a partir del estudio. La producción fue la que dictó y nos llevó por todas las canciones con Mauricio García. De hecho, comenzamos a emplear discos de los 70´s y desde ahí comenzamos a armar el esqueleto del disco. Y este fue un proceso de trabajo, el cual nosotros no estábamos acostumbrados».

Este mismo cambio, comenta, también se vio reflejado en el sonido que la banda implementa en vivo. Esos samples forman parte del set dándole así una nueva esencia y atmósfera a los conciertos tratando de que los temas anteriores se adapten a este formato, agrega Juan.

Claramente, estamos ante un proceso en donde la banda al estar en un punto importante decidió arriesgarse y constituirse para seguir adelante, salir de su zona de confort y progresar .

Pero para esta deconstrucción también se necesitaba una nueva identidad, y la encargada de hacer eso fue Alison Mosshart, vocalista de The Kills. Ella ya había escuchado hablar de Diamante Eléctrico ya que ellos trabajaron con el ingeniero de audio de Jack White y The Dead Wheather: «Conocimos a Alison en México, cuando vino a hacer su residencia por su exposición… Fue natural nuestra interacción que nos dio una de sus obras y ahora es la portada de nuestro disco».

Ante estas alturas y a 6 años de trayectoria, Diamante Electrico ha tenido muchos reconocimientos, logros y se ha logrado colocar como uno de los proyectos más consolidados no solo de Colombia, si no de América Latina. 

«…yo nunca me imaginé tocar los los Rolling Stones, soñé un día en tocar en Coachella y lo hice,  soñé algún día ganar un grammy y  ahora tengo tres, quise colaborar con Billy Gibbon de ZZ Top y lo hice, me moría por tener una obra de arte de Alison Mosshart  (The Kills) y ella hizo la portada del disco…

«Pude hacer muchas cosas que nunca me imaginé dentro del mundo de la música y eso es maravilloso. Ahora queremos que la música llegue a todos esos lugares que no ha podido entrar» con la finalidad que Diamante Electrico no sea solo una banda de nicho y que llegue a más lados. 

0 comments on “Diamante Eléctrico: La deconstrucción de una banda y de un sonido

Haz ruido