Lo bueno, lo malo y lo feo del Festival Pulso GNP 2019
Festivales Musica

Lo bueno, lo malo y lo feo del Festival Pulso GNP 2019

La segunda edición del Festival Pulso GNP se llevó a cabo en Querétaro y esta vez sorprendió con nuevos escenarios y una organización increíble

Este festival es una muestra de que los eventos fuera de la CDMX también rifan

El Festival Pulso GNP llegó con su segunda edición al antiguo aeropuerto de Querétaro, escenario perfecto para que personas del Bajío y otras localidades pudieran llenarse de música en un día de intensas actividades.

Desde la pasada edición del festival, talento mexicano mezclado con talento internacional ya engalanan un line up medianamente prometedor y que se ha vuelto tradición para tierras queretanas porque ya está confirmada la edición 2020 y sin más por el momento esto fue lo que pasó en el festival.

La distribución del festival y sus horarios

Para esta segunda edición el Festival Pulso GNP estuvo mejor distribuido. Los escenarios que ya estaban en su edición pasada cambiaron de locación para ampliar el festival y se añadió un nuevo escenario, todos de ellos puntuales y con un buen audio, aunque uno sí tuvo detalles.

Ahora con cuatro escenarios, la logística del festival estuvo diseñada para que en todo momento hubiera dos escenarios funcionando mientras otros dos se preparaban para seguir y seguir esta fiesta; aparte de que cada uno estaba lo suficientemente cerca entre si, lo que hacía que las distancias ya dentro del festival no se sintieran como trayectos largos.

Lo bueno, lo malo y lo feo del Festival Pulso GNP 2019
Mon Laferte antes de La Grosería en el Pulso GNP (Foto: Twitter @PulsoGNP)

El cashless ya no es algo glamouroso, pues se ha vuelto algo básico dentro del circuito festivalero mexicano y para el caso del Pulso tanto la recarga como la devolución ahora son cosas sencillas.

La experiencia cashless en esta ocasión no se trató de filas interminables tanto para recarga como para adquirir algo en barra porque se agregaron puntos de recarga que estaban también con un acomodo diferente a la edición anterior los cuales también se extendieron en personal para cubrir con la demanda.

Llegamos temerosos  porque el año pasado era un martirio adquirir cualquier cosa y es bueno que el festival se haya dado cuenta de sus propios errores para poderlos mejorar. En caso de que hayas tenido una mala experiencia fue por no recorrer bien el festival y localizar los puntos cashless vacíos.

No te pierdas: Lo bueno, lo malo y lo feo del Corona Capital Guadalajara 2019

El escenario vivir es increíble

Aunque este era uno de los escenarios principales fuimos víctimas de un audio que  nos dejó con una sensación agridulce. Sí estabas delante de la consola de audio no había ningún problema, pero si estabas detrás de ellas  vagamente se alcanzaba a escuchar a quién estuviera tocando o se apreciaba al audio perderse entre un eco extraño siendo que estábamos en una planicie.

Para nuestra fortuna, conforme el festival fue transcurriendo el audio poco a poco se compuso y el escenario logró salir adelante desde la presentación de Wolfmother, pero es un aspecto bastante importante que el Pulso tendrá que mejorar.

La señal

Sabemos que a un festival vamos a divertirnos, no a jugar al influencer o andar compartiendo con nuestra abuelita todo momento vía WhatsApp, sin embargo, parte de esta nueva realidad social se vería cebada porque la señal de telecomunicaciones dentro del festival era HORRIBLE. A veces la señal llegaba pero tardabas más en revisar x, y o z que lo que tardaba la señal en perderse de nuevo.

En su edición anterior algo similar sucedía, pero al no haber tantos asistentes era fácil recuperar la señal y mantenerse comunicado incluso con personas que también estuvieran dentro del festival. Algo se debe hacer para evitar este tipo de inconvenientes tomando en cuenta que el festival seguirá creciendo.

Transporte seguro a casa

Quizá para algunas personas habitantes de una megalópolis como la CDMX ya es algo de todos los festivales. En cambio siendo de la propia ciudad al salir fuera se desconoce la ciudad y como es típico en todos lados si se opta por un servicio alterno de transporte privado regresar a casa puede ser algo tardado y caro por los precios abusivos generados por la demanda de transporte.

En este año el Festival Pulso GNP en colaboración con el instituto Queretano de transportes, ofreció 3 rutas de transporte que permitían salir del festival. Encontrar los camiones fue un pedo, saber cuál ruta tomar era otro reto porque estaba todo en desorden y no había tanto staff para que el operativo fuera más dinámico. Pero una vez pagados tus $25 pesitos era ya una tranquilidad inmensa el pensar que íbamos a casa.

0 comments on “Lo bueno, lo malo y lo feo del Festival Pulso GNP 2019

Haz ruido