Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercas
Festivales Musica

Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercos

El Festival Hipnosis dejó un gran sabor de boca a pesar de que el clima le hizo llover a los asistentes, pero aún así la música logró calmar el ambiente.

Fui al Festival Hipnosis y sobreviví.

El autocinema coyote sería el punto de partida para esta desquiciada aventura. A bordo de camiones repletos de jóvenes adultos y adolescentes hipsters emprendía camino hacia las caballerizas lugar que habría de cobijar al festival Hipnosis para esta segunda edición.

Periférico, Constituyentes, un par de casetas otro par de cerros y estaba a los pies de Huixquilucan. Al llegar, cuando olí el ambiente comprendí porque el lugar le hace honor a su nombre, pues, aparte de oler a ganado todo en su mayoría estaba lleno de lodo con muchos árboles. Cosa que me encantó y que los jóvenes adultos parecían conocer por primera vez con cara de disgusto (algunos quizá recordaban aquel Corona Lodazal).

A pesar de no llegar temprano todavía estaba a tiempo de ver parte del show de Boogarins, así que corrí al escenario principal para poder ver a la banda brasileña. Presenciando la parte final de Lá Vem a Morte la banda se preparaba para despedir su acto.Tendría que esperar de nueva cuenta a que visiten el país pues su presentación sólo me dejó con ganas de más.

Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercas
Así tocaba Boogarins, a pesar de ver cómo el público se mojaba por la lluvia. (Foto: Twitter @HipnosisMX)

Tras conseguir la pulsera cashless con la que se pagaría todo en el festival una vez más comenzaba a acercarme al único escenario donde DIIV entregaría una presentación llena de shoegaze muy divertida y bastante completa. Entre canciones viejas, canciones del «Is the Is Are» y estrenos, DIIV se encargó de convertir por un momento al Hipnosis en el mejor instante que el inexistente Hullabalooza podría entregar.

El momento más extraño del día llegó con la presentación de OM. La banda fue excelente; el bajo más limpio que he podido escuchar alguna vez. A pesar de ello y contrariando al mantra tibetano no todos en el público estaban vibrando en la misma sintonía. Para muchos fue tiempo de procrastinar mientras llegaba otra banda.

Sin embargo el trío comenzaba a crear la atmósfera para todo lo que estaba por venir. Mientras tanto envuelto en ese entorno se hacía también notoria la transición de la tarde con la oscuridad de la noche oscuridad tan misteriosa como esta agrupación.

Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercas
OM creó armonía en la atmósfera del Festival. (Foto: Twitter @HipnosisMX)

Los Wooden Shijps subían al escenario,era su momento de hacer lo propio. Casi a la par de haber empezado su presentación Tláloc hacía de las suyas y comenzaba a llover. Por un momento no importó y el agua parecía formar parte del show acoplándose perfecto al acto en vivo. ¡Los chicos la estaban rompiendo! pero la lluvia pudo más con parte de los asistentes, pues llovía cada vez con más ganas. Era notorio como los ánimos decaían drásticamente y aún así los Wooden Shjips habían dejado parte de sí en aquel escenario.

Tocaba esperar con lluvia el turno de los Allah-Las. Slide de lado derecho, la batería con maracas en la parte de atrás y una de las presentaciones más apagadas del día. Sería injusto decir que fue por la agrupación californiana ya que a medida que avanzó el show la lluvia fue cediendo. La agrupación que pareciere heredar parte del sonido de los Animals  sencillamente pasó sin pena ni gloria por el festival.

Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercas
(Foto: Twitter @HipnosisMX)

Los tiempos de espera se volvían horribles, pues a pesar de que ya no estaba lloviendo el gélido aire hacía que el frío calara en los asistentes que fueren mal preparados. Ruban Nielson y compañía tomaban el escenario para hacer lo suyo. La agrupación era diferente a la que se presentó en la pasada edición del Corona Capital y como si tuvieran prisa, hit tras hit y entregando canciones nuevas, UMO agasajaba al festival con el acto emotivo de la velada poniendo a bailar a quienes se dejaran encantar por sus seductores melodías.

Otros simplemente estaban soportando el frío esperando a King Gizzard y entre tanto baile conseguía secarme de manera parcial.

Llovía de nuevo, pero poco duró la lluvia y los ánimos en esta ocasión no se venían abajo.Con la conocida Rattlesnake King Gizzard And The Lizzard Wizzard por fin llevaba a cabo su primer presentación en nuestro país. Entre guitarras estridentes los australianos gozaban del escenario. Siendo este como un patio de juegos para ellos, nos dejaban muy en claro que la banda va más allá de ser herederos de sonidos de épocas otroras, perfeccionando así la variedad de sonidos mal denominados ‘’Rock’’ entregando un acto sin precedentes.

Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercas
King Gizzard dio cierre a este festival. (Foto: Twitter @ToniFrancois)

Lleno de lodo abordaría el camión que me habría de llevar de regreso a la civilización:El sueño guajiro continúa y a pesar de ya no estar en esta realidad alterna de percepción modificada no podemos esperar para ver qué tiene preparado Hipnosis para una tercera edición. Lo que sí tenemos claro es que el festival no es para cualquiera, es para gente dispuesta a disfrutar de buena música y que tampoco tiene miedo a ensuciarse un poco.

Larga vida al Festival Hipnosis, ¡y qué se chingue el que teme por ensuciarse!

0 comments on “Festival Hipnosis: ya llegó su lodo pinches puercos

Haz ruido