Los X años del amigo Nrmal
Festivales Musica

Nrmal X: la fiesta de cumpleaños de tu mejor amigo

Asistir a la décima edición de Nrmal fue estar en un ámbiente de amistad entre los asistentes y la música, te contamos cómo estuvo el festival

Así se vivieron los actos del Festival Nrmal

Asistir a la décima edición del Festival Nrmal fue como ir a la fiesta de cumpleaños de uno de tus mejores amigos. Ese al que conoces desde niño, con el que te criaste e hicieron planes juntos ­”para cuando fueran grandes”. Ataviados para la ocasión y con altas expectativas iniciamos un día lleno de sorpresas, lágrimas y mucha, mucha buena vibra.

Al calor de mediodía, Ale Hop instalaba su laboratorio musical en la Carpa Musikplatz, escenario en el que los actos electrónicos tendrían lugar. Sentada sobre la tarima, rasgaba despreocupadamente una guitarra lo mismo con sus dedos que con utensilios comunes. Esponjas y fibras metálicas creaban sonidos únicos al chocar con las cuerdas, llevando su acto a la frontera entre el noise y el pop.

Los X años del amigo Nrmal
Ale Hop (Foto Twitter @Nrmal)

Mientras la peruana avanzaba hacia el final de su show, en el escenario azul con el sol haciendo brillar frentes, la banda emergente de casi culto, El Shirota daba las primeras notas de uno de los momentos más intensos de la jornada. A pesar del exceso sonoro no sobraba nada.

Su bajista celebraba la aparición de bandas mexicanas en el line up entre canción y canción solo para hacernos tomar aire y volver a romper a todos. Cuando sonaron las primeras notas de su último sencillo “Carreta Furacao”, ya se veían conatos de slam entre la fiel multitud que los acompañó de principio a fin.

Los X años del amigo Nrmal
El Shirota (Foto Twitter @Nrmal)

Los apretados horarios apenas nos permitían pasar a comprar otra cerveza, pero corríamos entre escenarios, esquivando a la más diversa audiencia que podemos ver en un festival en México. Y justo en este contexto fue que acudíamos a disfrutar de la muestra más honesta, sencilla y conmovedora del día. En el Musikplatz los golpes al bombo arrullador y el dulce sonido a la Marimba de Chonta formaban una canción que, a la voz de Nidia Góngora, explotó en un ritmo cadencioso.

Era Canalón de Timbiquí, agrupación del Pacífico colombiano que tiene la firme intención de compartir la herencia africana que su música destila. “¡Colombia también es negro!” exclamaba Góngora, cantautora líder del grupo. De esta forma, no hicieron falta cables o instrumentos sofisticados para que cortes como “Molino mi molinete” y “Qué pena” hicieran bailar a una carpa casi totalmente llena.

Los X años del amigo Nrmal
Canalón de Timbiquí (Foto Twitter @Nrmal)

Nrmal dejó atrás el hype de mostrar en porcentajes la participación femenina en su line up, como la misma Moni Saldaña ha declarado: “Que ya no sea un tema de asombro (…), que sea normal y natural que pase” y fue así que sucedió en esta edición.

El resto de la tarde la pasamos acompañados de actos cuyo poder residió en la innegable presencia femenina. Michelle Blades se mostró concentrada y ocupada por dar un show por demás significativo. Su paso por Nrmal es la antesala al estreno del anticipado “Visitor”, del cual pudimos escuchar temas ya conocidos como “Kiss me on the mouth” y “Politic”.

Los X años del amigo Nrmal
Michelle Blades (Foto Twitter @Nrmal)

En la carpa, Sexores inició nervioso y tambaleante. Las fallas en el audio y lo que parecía un improvisado soundcheck comenzó a mermar una presentación que muchos esperábamos. La atmósfera de sus canciones se hizo cada vez más intensa y contundente, haciendo gala de un electro pop contrastante, de un brillo denso.

En el escenario Negro, donde minutos antes Vyctoria había hipnotizado a todos con su rock matemático y barroco, aparecía Mint Field. Viejos conocidos del circuito underground, los tijuanenses confirmaron su estatus inundando con reverb los oídos de quienes los presenciaron.

De vuelta en Musikplatz, Mathilde Fernández atrajo a cientos de asistentes quienes, con una combinación de morbo e interés genuino, permanecíamos expectantes. Una oleada de visuales rojos hacía juego con su atuendo de cuero mientras entonaba “Oubilette” y temas de su primer EP “Live à las Vegas”. La francesa nunca dejó de bailar y aunque el audio la traicionó un par de veces, nos regaló hermosos sonidos haciendo que el electro pop y la ópera colisionen en un estilo que nos conquistó.

Los X años del amigo Nrmal
Mathilde Fernández (Foto Twitter @Nrmal)

Por si te interesa: Lo bueno, lo malo y lo feo del Festival Nrmal

Fran Straube, con su hermoso proyecto RUBIO, fue la encargada de despedir el día con un show que fue perfecto de principio a fin. Sonaron “Árboles” y “Seres invisibles” mientras el sol se escondía y todos hacíamos un trato con la noche, que con su oscuridad sólo logró que la chilena y su banda brillaran aún más. Este será definitivamente un acto inolvidable.

Los X años del amigo Nrmal
Rubio – Foto Twitter @Nrmal

Con la densa noche instalada y los ánimos en su punto más álgido, Beak> tomó el escenario Azul en un show que resultó menos serio de lo que todos esperábamos. Y es que Geoff Barrow colocó el mood al reproducir en su celular el clásico audio de las calles de la CDMX.  Al grito de “Se compran, colchones, refrigeradores, lavadoras…” inició un set realzado por la técnica con la que cada miembro del trío tocó sus instrumentos.

Los X años del amigo Nrmal
Beak> (Foto Twitter @Nrmal)

La apuesta electrónica principal estaba por aparecer.  Los jóvenes Sinjin y Zora nos recetaron por 60 minutos una dosis de futuro que no sabíamos que necesitábamos. Se emitieron ritmos desconocidos que se tornaron familiares al bailarlos. El rito fue guiado por los visuales en los que ambos eran proyectados como Dioses metálicos ante su culto.

Los X años del amigo Nrmal
Sinjin y Zora (Foto Twitter @Nrmal)

Para este momento la (única) noticia triste del festival ya era de dominio público: John Maus tuvo que cancelar su presentación por motivos de salud. Y aunque muchos se decepcionaron con la noticia, la gran mayoría se dirigió al escenario Negro, donde un inmutable Frank Bretschneider se paraba frente a su laptop y nos hacía viajar con ruido blanco y visuales monocromáticos. Aunque quisieras escapar de él, el trance te alcanzaba y retenía tu atención.

Los X años del amigo Nrmal
Frank Bretschneider (Foto Twitter @Nrmal)

Hasta entonces estuvimos listos para Spiritualized. La banda apareció justo a tiempo sobre la tarima y dio inicio a una extraña celebración religiosa que elevó a muchos a un nivel trascendental. Como en una oración, sonaron “Soul on fire” y “I’m your man” y así J Spaceman y compañía complacieron la sed de sus seguidores que, renovados lucían brillantes sonrisas al terminar el show.

Los X años del amigo Nrmal
Spiritualized (Foto Twitter @Nrmal)

Aunque distó mucho de ser perfecta, la presentación de Mazzy Star fue un catalizador para los recuerdos llegaran a nuestra mente. Rodaron lágrimas sobre las mejillas mientras “Fade into you” sonaba en la oscuridad. Hope Sandoval se despidió con la promesa de regresar y el mood taciturno que dejaba a su paso pronto sería interrumpido por la estridente presencia de Death Grips.

Las figuras de MC Ride, Zack Hill y Andy Morin, se convertían en sombras ante un fondo blanco. No pasaron ni 10 segundos cuando el ambiente ya se veía saturado con una batería incansable y sampleos alienígenas.

“Get Got” fue un punto cumbre en el que a todos se nos olvidó el cansancio y nos entregamos a un slam torpe pero intenso que duró más de la mitad del set. Por una hora ininterrumpida, fuimos bombardeados por el estilo post-todo de la banda, que sacó el máximo provecho a su primera presentación en América Latina.

Los X años del amigo Nrmal
Death Grips (Foto: Twitter @Nrmal)

Fue así que el Deportivo Lomas Altas fue testigo de la fiesta de cumpleaños más sui generis del año. Una en la que celebramos a Nrmal, nuestro amigo, pero también nos celebramos todos. Festejamos la unión que sólo la música puede crear y los lazos que genera. Nos vemos el año que viene. Feliz cumple amigo, feliz cumple Nrmal.

 

Por: Alberto Castillo Figueroa

0 comments on “Nrmal X: la fiesta de cumpleaños de tu mejor amigo

Haz ruido