Ruido Vivo

Ante un mal pronostico todos gozamos en el Gozadera 2016

Fotos y texto por: Oscar Morales (@oskah_)

Después de un 2015 en donde no tuvimos Gozadera debido a grandes problemas que los tuvieron que lidiar los organizadores al tratar de llevar a cabo la segunda edición (porque el festival vio la luz en el 2014 en el mítico Salón los Angeles), este año tuvimos el la fortuna de tener el festival ahora en el centro de Convenciones Tlatelolco.

Las actividades comenzaron aproximadamente a las 5:00 pm en donde el Jungle Stage y el Beach Stahe iniciaban las actividades con La Furia Con Lujuria Sonidera y CTMX quiens se encargaron de arrancar el Gozadera y el panorama no era muy alentador.

En el Jungle Stage «La Furia» se encontraba realizando su set que estaba perfecto para bailar pero entre los pocos asistentes y la apatía que estos tenían hacia que el aranque de este festival fuera más que flojo.

Pero si esto era un panorama malo para el Jungle Stage las cosas estaban más deprimentes para CTMX ya que el escenario lucia totalmente vació, eran al rededor de no pasaba de las 10 personas que se movían al ritmo de las mezclas de estos DJ´s. Sin duda alguna el arranque pronosticaba que este festival iba a ser un rotundo fracaso…

Pero un rayo de esperanza en esa tarde lluviosa de sábado en tlatelolco ilumino el festival y fue con la llegada de los hermanos Sotomayor al Jungle Stage que las cosas comenzaron a pintar bien. Paulina estaba consciente de que no eramos muchos en el Centro de Convenciones  y mencionó: «Ya se que somos pocos pero hagamos lo posible por disfrutar y gozar» (palabras más palabras menos)… Y lo lograron.

El calor comenzaba a subir y la mayoría en ese escenario estaba bailando al ritmo de de la dulce voz de Paulina y de los beats de Raul, mientras llegaba un poco más de gente. Después de un comienzo flojo el Gozadera estaba tomando forma.

 

Terminando la actuación de Raul y Paulina llegó el momento de moverse al Beach Stage ya que  Reptilian Commander y Mc Mamba en ya había más asistentes y estos estaban más prendidos al ritmo de estos argentinos. Él en la tornamesa y ella en las rimas derrochando sensualidad. Casi al finalizar su set ella pregunto: «¿A quién de ustedes le gusta el twerk?»  el cual no podía faltar en este festival.

Y llegó el turno de Sonido Satanás y el Jungle Stage era totalmente una fiesta. La gente en ese escenario era mayor y todos disfrutaban de la cumbia osada que estos chicos al ritmo de sus temas y de «cover» como el de » Wiggle » de Jason Derulo y Snoop Gogg, Papichulo de Lorna, «Estupido» que ya se volvió todo un clásico a cargo de Los Papis y Janeth Guadalupe, pero no podía faltar la versión que Sonido Satanás hizo de Morenita de Sotomayor e incluso subieron al escenario para bailar esta joya.

Sin duda hasta ese momento, lo mejor del festival…

Y en el otro escenario Afrodita en la voz en compañia de G-Flux se apoderaban del Beach Stage al ritmo de Suavecito  de nuestra querida Tesorito. Afrodita era una mujer con una gran presencia y sensualidad en el escenario y lo dominaba a su perfección al ritmo de su cumbia con beats pegajosos. El set era bueno, pero con el gran sabor de boca que nos dejó el Sonido Satanás  que no me prendió del todo , pero su presentación no estuvo nada mal.

 

Y mientras Afrodita y G-Flux hacian bailar a los asistentes, en el otro escenario los Astros de Mendoza estaban haciendo lo suyo y esto mas estaba más que prendido. He aquí en donde debo de confesar que nunca había visto a esta agrupación de cumbia (como la mayoría de los actos de este festival)  e incluso debo decir que su música no es de mi agrado total, pero su actuación en vivo es magnifica. Ellos saben como hacer que los asistentes se la pasara bien  la gente estaba bailando y el sudor en la frente de la mayoría de los asistentes demostraba que esta iba a ser una noche maravillosa.

Entre La Cumbia de Polanco, Canchero, Vamos Bailando y  su cover de Putita de los Babasonicos, La Dosis Perfecta de Panteón Rococó y su gran sierre con el tema Rochas y Chetas de Nene Malo Esto el Gozadera no  era bueno, si no lo que le sigue…

Y la fiesta se ponía aún mejor con Tropikore, un DJ que vino desde Venezuela y la gente ya estaba prendia. EL baile, el twerk, el sudor y el calor al ritmo de los beats goval base de este venezolano llegarón al climax en el Beach Stage. Y me atrevo a decir que este fue el mejor DJ que tuve el placer de ver y bailar en el Gozadera.

Pasado su set, Tropikore le rolo la tornamesa a Chakruna, que vino directo de Perú con sus beats. El baile seguia, pero no con la misma intensidad que el set a cargo de del venezolano.

Y el cono su del planeta hacia presencia fuerte en el gozadera a cargo de Faauna en su primera visita a tierras mexicanas con su cumbia electrónica y en compañía de una bailarina que acompañaba al trío cumbiero. Ellos al igual que ella traian todo el poder y esto se reflejaba en el publico que no paraba de bailar al ritmo de esta agrupación..

Y legó uno de los momentos que todos estábamos esperando ya que tocaba el turno de que la cumbia psicodelica hiciera acto de presencia con Sonido Gallo Negro. Y en lo que esta orquesta mexicana tomara el escenario la gente esperaba bailando al ritmo de fuego de Bomba Estereo y de un gran cover del tema You Don’t Love Me  de Dawn Pen a cargo de Boogaloo Assassins y otros temas que los de cabina de audio ponían en lo que Gallo negro arribaba al escenario.

Pero no se cuanto tiempo pasó, pero los integrantes de Sonido Gallo Negro no más no subían  al escenario. Ese tiempo de espera se volvió una eternidad y las rechiflas no se hicieron esperar y entre gritos los «Culeros» se escuchaban por doquier… Hasta que un grupo de hombres con túnicas negras y mascaras tribales arribaban el escenario tomando cada uno sus respectivos instrumentos. Los gritos de emoción retumbaban el Centro de Convenciones Tlatelonco porque la cumbia psicodelica comenzaba.

A la gente se le olvidó por completo el tiempo que tuvieron que esperar para que los oriundos de Aragón llegaran al escenario, la mayoria de los presentes bailaban ya sea con su respectiva pareja o solos y hasta se armo un slam. La noche alcanzó su climax y el set de gallo negro fue más que perfecto y más con el cover que se aventaron al legendario tema  «A Minha Menina» de los brasileños Os Mutantes y entre gritos y aplausos agradecieron por asistir al festival y el «otra, otra, otra otra» se escuchaban y era totalmente valido por tiempo  que nos hicieron esperar para bailar y así fue, ellos regresaron a complacer a un publico extasiado de cumbia y sabrosura.

Y llegó el momento de partir… la verdad tan bien me la estaba pasando que ganas de irme no tenía pero el trayecto a casa era muy lejos y el dinero que tenía para regresar era escaso.

Me fui con un muy buen sabor de boca, unos pies que me dolían de tanto bailar y una garganta adolorida de tanto cantar y gritar y puedo apostar que no fui el único que terminó así.

Lo único en lo que tienen que mejorar es en los precios de la comida, ya que estos estaban bastante excesivos ya que una bolsa de papitas te venia costando unos $50.00 y con ese precio ya ni me dieron ganas de acercarme a preguntar por algo más.

A pesar de sus carencias y de los pocos errores de logística, el Festival Gozadera se robó mi corazón con grandes propuestas que nos hicieron bailar hasta que ya no pudieramos más. Y si, tuvo errores pero si se saben enfocar en pulirlos llegará una tercera edición impecable.

0 comments on “Ante un mal pronostico todos gozamos en el Gozadera 2016

Haz ruido