Musica Ruido Vivo

Así fue como terminé compartiendo el escenario con Nick Cave en el Pepsi Center

Nick Cave & The Bad Seeds lograron animar a una multitud que moría por tocarlo ayer en el Pepsi Center y dejaron subir gente a cantar a su lado.

Nick Cave & The Bad Seeds: El hombre que caminó entre su público.

Era la tarde en la que el frío, las nubes grises y negras llenaban de un tono un tanto melancólico el 2 de octubre en la Ciudad de México. Un día donde la tristeza, la rabia, el coraje, entre otos sentimientos, se sentían en el aire tras lo ocurrido hace 50 años en Tlatelolco. Y bajo ese mismo contexto tan coyuntural y con ese cumulo de emociones, Nick Cave & The Bad Seeds se presentaban en el Pepsi Center.

A dos años de haber publicado Skeleton Tree, Nick Cave & The Bad Seeds regresaba a México para presentar este disco a aquellas almas que disfrutan del amor, del desamor, de la melancolía, pero sobre todo de su música.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentaron en el Pepsi Center
Nick Cave (Foto: Liliana Estrada)

 

Tras un ligero retraso de 15 minutos, que dieron paso a gritos y silbidos del público por la tardanza, salieron los músicos para darle entrada a Nick con «Jesus Alone y «Magnetic« para iniciar el concierto. Era impresionante ver en vivo a Nick Cave, era un todo frontman tan ágil y tan potente al momento de moverse en el escenario y sobre todo al momento de interpretar, así como su distinguida elegancia.

Un hombre que se paseaba ágil y sutilmente por una «pasarela» puesta en frente del escenario y muy pegada al público, se acercaba a la gente con temas como «Do You Love Me?», «Loverman», «Jubilee Street» entre otros.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentaron en el Pepsi Center
Nick Cave durante su presentación en el Pepsi Center de la Ciudad de México  (Foto: Liliana Estrada)

El público buscaba tener el más mínimo contacto con él: Una mirada, tomarlo de la mano, que les hablara, pero pocos fueron los afortunados que le pudieron dar una imagen (misma que ponía en su piano), hasta que alguien le dio un pañuelo para que se secara el sudor. Era esa figura mística, casi deidad, por la cual morían por su bendición… o su maldición.

Y fue hasta que interpretó «Into My Arms» cuando todo se volvió totalmente emotivo, y es que fue casi inevitable no conmoverse, no sentir ese amor incondicional al escuchar a todos cantar el coro del tema, mismo emotividad cuando Nick interpretó «Distant Sky». Pero la osadía llegó cuando al ritmo de las palmas en «The Weeping Song» se bajó del escenario y caminó hasta llegar a la cabina de audio y desde ahí siguió con su interpretación donde guió a la gente para aplaudir y callar cuando él lo indicaba.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentaron en el Pepsi Center
(Foto: Liliana Estrada)

Fue una acción casi titanio regresar al escenario por las personas que lo quería tocar, sentir, ver de cerca y decirle cuanto lo admiraba y lo amaba… Pero lo logró.

Llegó un momento en el que Nick, interpretando «Stagger Lee», se bajó del escenario por la zona del pit de fotos del lado izquierdo, donde yo me encontraba. Tras una pequeña discusión con lo de seguridad se abrió la reja y comenzaron a dejar pasar a parte del público. Dudoso del saber que era lo que estaba pasando, reaccioné y y corrí hasta que logré entrar. Cuando me di cuenta tenía al mismo Nick Cave tocando mi espalda para subir.

Al estar arriba, de la emoción olvidé cuál era la canción que estaba interpretando y no sólo por eso, el hecho de tener esa presencia y esa mirada, que desde el escenario impone y lo hace aún más teniéndola cerca, me paralizó. Ver a ese mar de gente bañaba en luz roja, no sólo viendo a Nick, también a los que pudimos subir, rogando por estar donde nosotros y cantar las canciones con él y con el resto de la banda.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentaron en el Pepsi Center
Nick Cave dejó subir a parte del público a cantar a su lado y BMN también estuvo arriba compartiendo la experiencia.

Estar cerca de Nick, que los fans parecían verlo cómo deidad debajo del escenario fue algo que no me esperaba, un golpe de suerte que cambió mi experiencia por completo.

Ya debajo, entre la adrenalina y la emoción, disfruté lo que restaba del concierto con «The Mercy Seat» y «City of Refuge». Hasta que llegó el final con «Rings of Saturn» donde todos a coro y con una gran ovación agradeciéramos y despidiéramos a Nick Cave and The Bad Seeds.

Nick Cave & The Bad Seeds se presentaron en el Pepsi Center
Así fue la vista de quienes pudieron subir junto al escenario.

Un hombre con una banda que te hace pasar por una sin fin de sentimientos que van desde la tristeza a la felicidad, de la melancolía hasta la euforia, del enamoramiento a sentir el corazón roto. Del caos a la calma. Eso y más fue Nick Cave and The Bad Seeds en el Pepsi Center.

0 comments on “Así fue como terminé compartiendo el escenario con Nick Cave en el Pepsi Center

Haz ruido