Ruido Vivo

The Guadaloops en el Lunario: Un concierto entre familia

Iracundo, atmosférico y soberbio; el potencial al máximo de una banda que demostró lo grande que puede ser la unión de amigos. The Guadaloops, se adentró a un camino de energía, esto de la mano de sus fieles amigos, McKlopedia y Entre Desiertos.

El Lunario del Auditorio permanece auténtico, nos pela los dientes y nos saluda cuando los nervios entran por los poros de nuestro cuerpo. Cabe recordar que las reuniones de amigos se ven auténticas y cuando encontramos la fiesta, se refleja la verdadera intención de ello: bailar y conmemorar los sonidos que se engloban en nuestra noche.

En primer (y segundo) plano se presentaron los antes mencionados, McKlopedia y Entre Desiertos, los sonidos sumamente distintos, pero si estuvieron atrás de los instrumentos o tornamesa, es por algo, porque lograron cautivar los tímpanos de los cinco integrantes originarios de la Ciudad. No todo es tan violento como creemos y esta invitación a abrir su concierto es de lo más real que hay.

DSC_0384//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

El escenario se llenó de sillas y trajes que levitaban en la pequeña tarima, donde se albergó la verdadera y surreal situación de esa noche; el espíritu de The Guadaloops se quedó solo y presentaron a manos llenas su nuevo EP La Viuda. No siempre se puede tener todo. Que bien se presenta la autenticidad.

Por más de cuatro horas se demostró que no se necesita tener un MC o un DJ en una banda de rap; al contrario, una batería, una guitarra, un bajo y sintetizadores se necesitan para demostrar que lo alternativo se envuelve tras tinos de jazz, de rock, de hip-hop.

DSC_0460//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Una banda como The Guadaloops se adentra a aquellos movimientos que demuestran la pasión y la atención de la verdadera atracción. Su pasión es como un desconocido que te ve de espaldas mientras tu disfrutas esas vibraciones a ojo cerrado recreando un contexto intangible e inexistente. Sus canciones son todo lo acordado y o que alguna vez quisimos desechar.

Meta-Crush, Luminas, Cada que es Veintiuno, Cordelia, Almanueva y Somnífera fueron una de las tantas canciones que por bloques presentaron a manos llenas a sus fans estos cinco chicos que llegaron para demostrar que la unión, la amistad y la creencia el uno al otro.

Con pequeños fragmentos de videos que se proyectaron en las pantallas que tiene el Lunario, nos dieron un poco más de ellos -como si no nos bastara todo lo que cantaban y sudaban al mismo tiempo-, y solo así entendimos que lo que hacen va más allá de lo evidente: tocar en muchos lugares, hacer discos y tener miles de fans. Está bien y es bonito.

DSC_0409

Sí podemos entender que lo que se vivió en ese pequeño gran espacio nunca sucedió, estamos más que equivocados. The Guadaloops encontraron la verdadera referencia de la imaginación. Quizá entendemos que un concierto como este pasará a la distancia, pero mientras naufragamos en aguas que no han sido exploradas será la unión y la guía de las verdaderas razones y por la de los demás. Esas tierras ya se encuentran exploradas llenas de trampas ya desechas.

DSC_0405

The Guadaloops - Lunario del Auditorio Nacional

¿Por qué? Podemos odiar o amar la seguridad que se tiene de uno mismo y al verlo proyectado en una banda como esta nunca está de más. No todas las experiencias son buenas, pero si uno no se arriesga a entender y probar algo nuevo, nos quedaremos con las ganas y es ahí cuando el cometido de la vida se pierde. La primera vez que podemos ver a una de estas bandas en acción y quizá la más enérgica que sus fans concentraron en un solo lugar: un escenario lleno de poder y sabor autentico a hip-hop.

Galería

Entre Desiertos

DSC_0383 DSC_0392

The Guadaloops

DSC_0400 DSC_0528

DSC_0526 DSC_0471

DSC_0414 The Guadaloops - Lunario del Auditorio Nacional

The Guadaloops - Lunario del Auditorio Nacional The Guadaloops - Lunario del Auditorio Nacional 

0 comments on “The Guadaloops en el Lunario: Un concierto entre familia

Haz ruido