Ruido Vivo

Una crónica personal: Cntrl Fest 2018, Del caos, al EBM y la nostalgia

Si, ya hicimos una entrada sobre la primera edición del Cntrl Fest en el Pepsi Center donde The Horrors, Gary Numan, Front 242, Decada 2, Black Line y más… Pero esta fue una cobertura que me dejó algo más que grandes presentaciones en vivo.  

Fotografías por: Oscar Morales 

Esta esta una cobertura que me emocionaba demasiado: La primera que hacía de manera oficial en el Pepsi Center. Cntrl Fest reunía una gran alineación en donde el pasado y el futuro se mimetizaba para poder hacernos bailar, a pesar de esa lluvia torrencial con granizo que afectó esa parte de la ciudad, tormenta que nunca llegó al sur, pero si afectó la afluencia vehicular de sur a norte en la avenida de los insurgentes por un árbol caído a escasos metros de WTC, ubicado en la colonia Napoles.

Ese incidente provocó un gran retraso en mi trayecto hacia el Pepsi Center así que tuve que tomar un taxi para llegar a las 6, hora que tenia de tolerancia para poder ingresar como reportero. Llegando justo rayando los 20 minutos y estando ya adentro, estaba disponible a tomar fotos. Por la hora, ya me había perdido a Nonotak Studio, pero se encontraba Tom Furse en la última parte de su set. Dispuesto a comenzar mi trabajo, saco la cámara, pero me había dado cuenta que había olvidado la memoria para tomar mis fotos. Si, la olvidé.

Frustrado por esa pendejada mía, no supe que hacer y me acerqué con Aldo (amigo que me estaba ayudando en la cobertura) y Paris (su hermano) para contarles lo que ocurría. Me acerqué a la mesa de presa para pedir «chanche» de salir de emergencia a comprar una memoria al rededor del inmueble… Si es que encontraba una.

Corrí al OXXO para conseguir una, pero una larga fila aumentaba mi desesperación por que llegué a pensar que ya no me dejarían entrar. Al estar en la caja pregunté «¿Tienes memorias SD?» – “Si, pero sólo tenemos de 32 GB”, me respondió la cajera y dado el precio, 342 presos, no me alcanzaba.

Después me fui lo más rápido a la plaza comercial que se encontraba del otro lado de la calle donde se encontraban el Pepsi Center y fue ahí donde logré conseguir una memoria de 16 GB… A decir verdad, creo que debí haber ido a ese lugar primero. Y con ese gasto sólo me había quedado con 70 pesos para todo lo que quedaba del festival que acabaría a las 4 de la mañana del día siguiente.

Ya resuelto ese asunto, corrí y en el escenario Richard Devine, un diseñador sonoro que se encontraba en acción en el escenario, que bien podría estar formar parte de la alineación del Festival Mutek. Eran sonidos estridentes, de momentos armónicos y creo que su sonido representaba esa calma y ese caos que sentía en ese momento.

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Richard_Devine (2)

Finalizando su presentación, corro hasta el fondo del Pepsi Centr, muy cerca de la cabina de audio, intentando relajarme pero aún no podía. Después de cierto tiempo The Horrors toma el escenario y mi yo de la secundaria estaba más que emocionado porque al fin pude ver un show completo de esta banda inglesa. Terminando de tomarles fotos, me dirigí a la Zona Fan y me encuentro con Alison Mosshart entre ese publico.

Emocionado y temeroso, poco a poco me acerco a ella para disfrutar, primero, de disfrutar la música de The Horrors que en ese momento sonaba Sea Within A Sea y todos los asistentes, en especial los fans de la banda, estaban más que emocionados. Temeroso, me acerco más a ella y le pido una foto. Ella muy amable accede y nos la toman. Ante todo ese caos, este fue un momento de calma que tenia.

Oscar Morales_Cntrl_Fest_The_Horrors (5)

Emocionado, corro y presumo a todos este momento a los conocidos que me encontraba en el Cntrl Fest y sobre todo en Redes sociales. Por un momento, de ese día y en ese instante, me sentía feliz.

La imagen puede contener: 5 personas, incluido Oscar Morales, personas de pie y noche

Era el turno de Mateo Lafontaine con su proyecto Decada 2. Yo desconocía este proyecto, no sabia que me iba a enfrentar pero al estar rodeado de mucha gente más grande que yo y que les tocó vivir esto en su momento me uní a ellos. Y a pesar de estar hambriento y sediento me entregué a la música electrónica. Baile pero aun el enojo y el estrés se convirtieron en fantasmas que me estuvieron persiguiendo durante toda la cobertura.

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Decada_2 (1)

Aún así, estaba dispuesto a continuar mi cobertura, llega Black Line y el sonido en el el escenario era más poderoso y unos visuales tan deslumbrantes que eran tan hipnóticos. Lo mismo ocurría con la gran presentación de Gary Numan, sin duda alguna una de las presentaciones más esperadas de esta primera edición de Cntrl Fest.

Solo bastó una bocanada de aire fresco y un cigarro para descansar un rato mi alma, para tomar un tiempo y para poder rendir lo que quedaba del festival que pasó tan rápido pero al mismo tiempo un poco lento por lo sediento y lo hambriento, hasta que el alma piadosa de Aldo me compró unos nachos para saciar esta perra hambre que me estaba matando.

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Black_Line (1)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Gary_Numan (1)

A esta altura de la noche, todos estaban extasiados. Esas jóvenes y oscuras almas  atrapadas estaban más que felices y llenos de nostalgia al ver y oír esos artistas que en su juventud llenaron de buenos momentos musicales y uno de los actos estelares estaba a punto de subir al escenario, se trataba nada más y nada menos que de Front 242.

Tan llenos de energía y poder, fue en ese momento en donde realmente pude conectar. Casi todo lo que no hice durante todo el festival, lo hice en la presentación de este proyecto liderado por  Daniel B. Prothese y Dirk Bergen. A estas alturas de la noche, estaba disfrutanto en Cntrl Fest.

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Front_242 (5)

Pero ya no podía más. Estaba más que cansado, hambriento, sediento, me dolían los pies. Solo comí unos nachos, me regalaron un trago de bacacho con refresco de cola, y un trago de un té helado. Después del encore de Front 242 decidí irme, pedí 100 pesos prestados para poder regresar medianamente bien a mi casa.

Y ahí, en insurgentes, esperando entre el frió y la soledad de la madrugada estoy dispuesto a esperar el noche bus, el cual tarda mucho. Uno no espera que al ir a una cobertura llegue a pasar este tipo de cosas, pero me ocurrió. Siendo esta, mi primera cobertura importante en el Pepsi Center me dejó esta gran experiencia que me ayudará a crecer como reportero y fotógrafo. Y después de esto, espero que para mi próxima cobertura que tenga (sea del tamaño que sea) no se me vuelva a olvidar mi memoria SD.

Galeria

Richard_Devine

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Richard_Devine (1) Oscar Morales_Cntrl_Fest_Richard_Devine (3)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Richard_Devine (4)

The_Horrors

Oscar Morales_Cntrl_Fest_The_Horrors (4)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_The_Horrors (3) Oscar Morales_Cntrl_Fest_The_Horrors (8)

Decada 2

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Decada_2 (4) Oscar Morales_Cntrl_Fest_Decada_2 (3)

Black Line

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Black_Line (3) Oscar Morales_Cntrl_Fest_Black_Line (6)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Black_Line (8)

Gary Numan

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Gary_Numan (8)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Gary_Numan (6)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Gary_Numan (10) Oscar Morales_Cntrl_Fest_Gary_Numan (5)

Front 242

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Front_242 (4) Oscar Morales_Cntrl_Fest_Front_242 (7)

Oscar Morales_Cntrl_Fest_Front_242 (6)

0 comments on “Una crónica personal: Cntrl Fest 2018, Del caos, al EBM y la nostalgia

Haz ruido