nonlisted

Genesis11: estudios especializados, ¿el futuro de la industria?

En la música actual (y por actual no nos referimos al 2016 sino a la era moderna de la música) hay un instrumento que se ha posicionado por encima de los demás de manera notable. Es la guitarra, la lira, la seiscuerdas. Quizá por su versatilidad, quizá por su sonido, quizá por la popularización a cargo de entidades emblemáticas de la historia pop de la música (¿quién puede pensar en Elvis sin su guitarra o sin mover las caderas?) o por mil y un razones más que se nos puedan ocurrir, es este instrumento de caja resonante y seis cuerdas quien ostenta ser el alma sonora de la industria contemporánea.

img_1097
Foto: Génesis11

 

Frente a esto, existe una infinidad de posibilidades guitarrescas: desde las miles variantes de acusticas hasta las más inconcebibles formas de eléctricas. Ciertamente esto suena como un harém abrumadoramente grande de oportunidades donde todo se reduce a esos dos campos selectivos: eléctrica o acústica. Ciertamente es solo una pequeña parte de la imagen completa. La industria (siempre se trata de la industria) musical es más que simplemente juntar a varias personas en un cuarto y presionar rec para crear un producto. El proceso es más arduo y más grande de lo que muchas veces se puede pensar.

Hemos visto en videos musicales esa parte endémica de los estudios de grabación donde vemos al cantante encerrado en algo que parece una pecera gigante, frente a un micrófono del tamaño de su cara y unos audífonos más grandes aún que el micrófono cantar con los ojos cerrados mientras un sujeto mueve palancas y presiona botones cual villano de alguna película de James Bond (las de Sean Connery, obvi) y otro trajeado, y con algún manos libres Bluetooth™, asiente con la mirada llena de dólares. Hasta aquí solo un acercamiento al verdadero proceso y trabajo de crear un producto musical.

Esta misma industria que nos bombardea con canciones sobre taxis que se paran, cosas que hay que dar si nos piden reguetón y demás, ha ido cambiando y siempre tiende hacia la especialización y modernización de acuerdo a ciertos cánones de calidad. De grabar a cinta se cambió por los formatos digitales, para regresar después de nuevo a la cinta combinada con lo digital, del vinil al cassete y al CD para revivir al vinil después. Ciertamente es un mundo donde la tecnología y la calidad se toman de la mano, se pelean y se sueltan, per se reconcilian un rato después. Básicamente es una relación amorosa de preparatorianos.

Bien, pues ante esta demanda de calidad, apegada a la tecnología y además a la especialización ha creado un nuevo concepto a la hora de grabar música. Se trata de los estudios especializados en un área específica de instrumentos. Como concepto existe en Estados Unidos desde hace algún tiempo, pero en México la posibilidad no había sido explorada cabalmente.

img_9284
Foto: Genesis11

Genesis11 Guitar Lab es un estudio ubicado en la Ciudad de México dirigido por Charly Rey y David Benítez que dedica sus esfuerzos a grabar las guitarras de la manera más apropiada para esta industria. En pocas palabras, un correcta grabación profesional de guitarras.

charly
Charly Rey
david
David Benítez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El estudio fue creado a principios del 2015, aunque la idea de un estudio de grabación de estas características rondaba la cabeza de Charly:

«Para el oído normal casi todas las guitarras suenan igual, pero para los productores y las disqueras no es así. Ellos buscan un sonido particular.»

Charly Rey

Este es un estudio hecho por guitarristas para guitarristas, aunque no está cerrado para realizar grabaciones normales. David y Charly ha colaborado, grabado y producido con muchos de los más importantes grupos pop mexicanos, por lo que tiene el conocimiento de cómo llevar a cabo una producción de alta calidad, sin olvidar también su formación como músico y en especial como guitarrista. Genesis Sound es un estudio único en latinoamérica y en palabras de sus CEO’s están para «hacer la diferencia«, pues no se trata de grabar géneros sino guitarras. El catálogo de productos que manejan (guitarras, micrófonos, amplificadores, pedales, edición) se adecúa para cualquier género y para cualquier guitarrista.

dsc01865
Foto: Genesis11

El concepto como tal es un estudio boutique donde se puede elegir entre una gran cantidad de oportunidades para hacer el trabajo de grabación de guitarras. Hasta la fecha han grabado alrededor de 100 tracks en el año que llevan trabajando y además de ofrecer un producto único en México, que además, en el apartado de guitarras, pelea de tú a tú con cualquier estudio grande norteamericano (porque hay cosas que se pueden hacer en este estudio que en Sonic Ranch no, según el testimonio de Yunuen Viveros AKA Yuno Forquetina).

La idea a futuro de el estudio es acercar este tipo de estudios a más bandas y más mercados de los que ahora tienen y para ello se están aliando con una de las compañías más antiguas y reconocidas en el apartado de audio, que es Ampex, con lo que darán una clínica sobre microfonía para guitarra el 22 de marzo de este año y, asimismo, también preparan una Master Class sobre producción especializada para guitarra.

0 comments on “Genesis11: estudios especializados, ¿el futuro de la industria?

Haz ruido