Reseña: Parklife - Blur #25Años
Escuchando El Ruido Opinión

Reseña: Parklife – Blur #25Años

Un día como hoy pero de 1994, Blur publico su tercer disco de estudio titulado "Parklife" que se convertiría en la obra cumbre del Britpop

Un día como hoy pero de 1994, Blur publicó su exitoso tercer disco de estudio titulado ‘Parklife’, que logró redefinir el sonido de la banda e iniciar la época dorada del Britpop

Después del lanzamiento de Modern Life Is Rubbish en 1993, Blur se encontraba atravesando una crisis financiera muy severa debido al mal desempeño comercial que tuvo su segundo álbum, sin embargo no todo había sido malo, pues la agrupación ahora tenía algunos elogios por parte de la crítica especializada de su país y Damon Albarn, líder, vocalista y principal compositor de la banda, estaba en el punto más álgido de su creatividad.

Reseña: Parklife - Blur #25Años
Blur después de la publicación de «Modern Life Is Rubbish» de 1993 (Foto: Rockaxis)

Es por eso que tan solo meses después de la publicación de Modern Life Is Rubbish y con la confianza elevada hasta el cielo, la banda tomó la decisión de llamar a su productor Stephen Street y regresar al estudio lo más rápido posible para grabar su tercer material discográfico.

«Cuando nuestro tercer álbum salga, nuestro lugar como la banda quintaesencial inglesa de los 90’s estará asegurado. Esto es una simple declaración. Planeo escribirlo en 1994”. Auguró Damon Albarn en 1990.

Parklife: El esplendor del Britpop

Aunque por aquellos años el grunge se encontraba en pleno auge y Estados Unidos pretendía quitarle el título de “capital de la música” y de la “cultura pop” que ostentaba el Reino Unido desde los años 60, Blur decidió apegarse como nunca antes a su vena más patriótica y plasmar en Parklife una mirada romántica, melancólica y crítica acerca de todas las vicisitudes de la vida en las islas Británicas.

Blur no solo entendió a la perfección la urgencia que tenía la escena musical británica por resurgir y frenar la invasión cultural norteamericana, sino también se convirtió en la voz de toda una generación de jóvenes británicos que se encontraban callados en la oscuridad, sin ningún icono pop que expresará sus malestares y sus vivencias.

Para ello, Damon Albarn y compañía, hallaron la musa de la inspiración y las palabras perfectas en la melancólica lírica de Ray Davies y en la novela London Lives de Martin Amis, para exaltar y criticar la cultura británica, siempre con un hermoso sentimiento nacionalista que reflejaba el espíritu ambivalente de toda la sociedad del Reino Unido.

Además, con la influencia musical de la psicodelía de Pink Floyd, el pop de The Beatles, los ganchos y los riffs pegadizos de The Kinks, la potencia y rebeldía del punk de los Sex Pistols, el ritmo de The Stone Roses y todo el movimiento Madchester (que ya se encontraba en decadencia por aquellos años) y un sinfín de elementos más de la música pop británica, Blur logró darle forma, sonido, textura y color a un nuevo fenómeno cultural que los medios de comunicación pronto llamarían Britpop.

A pesar de que Parklife no puede ser considerado un álbum conceptual, me atrevo a  denominarlo un disco temático, que narra a lo largo de sus 16 canciones diferentes historias que se entrelazan ligeramente para sintetizar, como ningún otro álbum lo había conseguido, lo que la juventud pensaba, sentía y hacía dentro del universo británico.

El disco crea y atraviesa por diferentes atmósferas, empezando con la pegadiza y legendaria «Girls And Boys«, donde Blur nos envuelve dentro de un ambiente jovial, divertido, atrevido y lleno de libertad que nos seduce y nos hace saltar a la pista de baile desde el primer instante, gracias a su sonido claramente influenciado por géneros británicos como el synth pop y el new wave y su letra completamente desenfrenada.

En canciones con tintes de post punk como «Tracy Jacks«, «Parklife» y «Trouble in the Message Centre», Damon Albarn satiriza y, por momentos, se burla del ritmo de vida tedioso, apático y aburrido que tenía la gran mayoría de la población trabajadora y clase mediera del Reino Unido, sacando a relucir su faceta más afilada y osada en su joven trayectoria como compositor y músico.

También Parklife nos regala breves momentos para sentir el romance juvenil y la intimidad a flor de piel, tal y como sucede en la dulce, suave y delicada «Badhead» y en la absolutamente maravillosa, elegante y muy sensual balada titulada «To The End«, que además cuenta con una espectacular orquestación y una de las interpretaciones más pasionales de todo la carrera de Damon Albarn.

De manera espectacular y casi inesperada, Blur consigue darle la vuelta al cassette con «End Of a Century«, donde crean un himno nostálgico y exageradamente precioso dedicado al paso del tiempo, a la tranquilidad que te otorga la rutina y al miedo que provoca el cambio. Sin duda, una de las mejores canciones de la década de los 90, que rememora por algunos momentos al mejor punto creativo del legendario Cuarteto de Liverpool.

Para cerrar el álbum tenemos «This Is a Low«, que nos otorga mediante un ritmo triste y decaído, una mirada panorámica de la geografía del Reino Unido de los años 90, tal y como lo consiguieron The Beatles en su época con «Strawberry Fields Forever» y «Penny Lane». Cómo cereza sobre el pastel, la canción cuenta con un desgarrador solo de guitarra de Graham Coxon, que se merece un monumento por sus increíbles y memorables riffs de guitarra que nos regaló en todo el álbum.

Parklife es la combinación perfecta de todo lo que había hecho grande e influyente la escena musical británica y llegó en el momento preciso para salvar del aburrimiento y para darle voz y música a la sociedad del Reino Unido. No hay obra que iguale la belleza, la nostalgia, la rebeldía y el sentimiento que Blur consiguió con este álbum y es por eso es que yo considero a Parklife como la obra cumbre y la piedra angular del Britpop y, sin ninguna duda, también es uno de los mejores discos en la historia de la música pop.

0 comments on “Reseña: Parklife – Blur #25Años

Haz ruido