Reseña: Bloom - Troye Sivan
Álbumes Reseñas

Reseña: Bloom – Troye Sivan

Troye Sivan regresó con Bloom, su segundo álbum de estudio que ya no es más una salida del clóset, sino una declaración de principios para la existencia.

El segundo álbum de Troye Sivan logró casi una pieza perfecta de pop

Si bien para todo joven es difícil vivir, porque el simple hecho de vivir representa estar muriendo, un joven que no puede reconocerse como lo que es, muere a cada día. Bloom más que buscar el nacimiento de Troye nos lleva a cómo alguien como él se aferra a la vida todos los días.

Reseña: Bloom - Troye Sivan
Pitchfork

Desde la primera canción la intención es clara: no más clósets, no más escondites. Pero esta misma idea es más compleja que solo decir no, o solo querer y, como su nombre lo indica, el florecimiento de esta declaración de vida comienza en las sombras buscando el sol.

«Seventeen», canción que abre el álbum, narra de forma muy simple cómo Troye falsificó su identidad para tener citas a los 17 años a través de Grindr, escondiéndose, fingiendo, pero buscando no tener que hacerlo nunca más.

Esa misma vulnerabilidad que experimentamos en el inicio del álbum, rápidamente se convierte en una fuerza sin precedentes. La oscuridad con la que comenzó a hablarnos de él, como en Blue Neighbourhood, su álbum debut, se transforma en una verdadera luz que sin complejos puede hablar desde sí mismo para reconocer, una vez más, que existe, que vive y que no puede permitirse no hacerlo.

«My My My!» y «Bloom», como los dos puntos más altos del álbum, son odas al amor, a un amor libre y desparpajado, sin frenos de otros, un amor que se vive desde el seno de dos personas que se les ha negado el amor y la vida.

Contendientes al #RuidoDelAño: Harunemuri – Harutosyura

Todo esto va acompañado siempre de una construcción melódica que imita con éxito las canciones pop de los ochenta con las herramientas actuales de producción musical. No parece coincidencia que la estética que tomó para este álbum sea completamente ligada al New Romantic y al New Wave que pugnaron por introducir la visibilización de la comunidad LGBT en los años ochenta.

De manera general, Bloom logra consolidarse durante los primeros siete tracks del álbum como una pieza entera y sólida, que no carece de nada. Tiene grandes bases melódicas, un concepto fuerte y armado, y un Troye Sivan que no deja de brillar como el capitán de un barco que depende de él, pero que lleva a un destino que no le es ajeno a nadie.

Reseña: Bloom - Troye Sivan
YouTube

Sin embargo, la fuerza con la que inicia se va diluyendo conforme avanza. Pareciera que la colaboración con Ariana Grande es un punto de quiebre, en el que la idea principal del producto se rompe para dar paso a un conjunto de canciones que, tal vez con otro acomodo, podrían dar un resultado más favorable.

Pero a pesar de eso, Troye Sivan consiguió entregar un álbum que no necesita amarrarse más allá de una idea. La idea del florecimiento; del paso de la tierra, húmeda y oscura, a la superficie, soleada, cruel y peligrosa, pero sumamente hermosa. Eso implica estar expuesto, pero la dignidad no se negocia, se exige.

Si algo nos deja claro Bloom es que las personas no nacieron para estar encerradas, las personas nacieron para ser y no a todos se nos permite esto. Troye habla para todos aquellos que necesitan ser escuchados.

«No puedo representar a todos porque fui demasiado afortunado. Vengo de una familia de clase media, blanca, de los suburbios de Australia y todos mis sueños se cumplieron para cuando tenía 22. Tuve la salida del clóset más fácil del mundo… pero hay muchísima más gente en el mundo que debe ser escuchada antes que yo». Troye Sivan

Bloom - Troye Sivan

Ruido del Año
8.2

Producción

8.0/10

Concepto

9.5/10

Instrumentación

7.5/10

Arreglos

8.5/10

Consistencia

7.5/10

Pros

  • Comienzo brutal
  • Troye Sivan como símbolo
  • Concepto
  • Los primeros 7 tracks

Cons

  • Se cae rumbo al final
  • No se sostiene de principio a fin

0 comments on “Reseña: Bloom – Troye Sivan

Haz ruido