Reseña: Father Of The Bride - Vampire Weekend
Álbumes Reseñas

Reseña: Father Of The Bride – Vampire Weekend

Después de seis años de espera, Vampire Weekend por fin regresó con Father Of The Bride, el álbum mas sencillo, natural y versátil de su carrera

Después de seis años de espera Vampire Weekend está de regreso para abrir un nuevo y apasionante capítulo en su grandiosa carrera

En seis años puede pasar cualquier cosa, el destino y la vida es prácticamente impredecible y más para una banda sumamente exitosa como Vampire Weekend, que después del lanzamiento de Modern Vampires Of The City (2013) logró adueñarse de los reflectores y de los elogios de la crítica especializada y de los fans.

Pero ya pasó un sexenio de eso, ahora los miembros de la banda han crecido, madurado y ven la vida bajo otra perspectiva; la de un padre, un esposo, un hombre maduro y un rockstar a la vez. Ya no pueden ser esos universitarios adinerados llenos de inquietudes y ansiedades porque resultaría muy falso. Y esto es muy importante para terminar de entender su nuevo álbum, Father Of The Bride.

Además, los neoyorquinos no sólo tuvieron que enfrentar y superar al brutal paso del tiempo, también tuvieron que lidiar con la salida de Rostam Batmanglij, tecladista y principal compositor de la banda, que sin duda dejó un enorme vacío en el núcleo creativo de Vampire Weekend, que terminó por reflejarse en esta nueva obra.

Reseña: Father Of The Bride - Vampire Weekend
Ezra Koenig, vocalista y ahora, nuevo líder creativo de la banda (Foto: PasteMagazine)

Father Of The Bride: El disco más sencillo y natural en su carrera

Desde que Ezra Koenig, vocalista de la banda, anunció que Father Of The Bride iba a ser un álbum doble, sentí cierto temor de que el disco terminara por convertirse en un intento desesperado por parte de Vampire Weekend por superar todo lo que había logrado con su obra maestra anterior y por intentar recuperar el tiempo que permaneció en hibernación.

Sin embargo, al escuchar Father Of The Bride, descubrimos que la banda nunca tuvo la intención y la presión por superar lo logrado con sus discos anteriores, simplemente dio el carpetazo final a su primera etapa y comenzó un nuevo capítulo, esta vez con un sonido sumamente orgánico, natural, armónico y divertido, que plasma a la perfección lo que Vampire Weekend siente y piensa en estos momentos.

Es por eso que a pesar de ser un álbum doble, con dieciocho canciones y con una hora de duración, Father Of The Bride es muy fácil de escuchar, de entender y de digerir desde la primera escucha. Pues el disco en todo momento es muy directo, sincero y real, adornado con riffs de guitarra chiclosos y coros muy juguetones que se vuelven adictivos rápidamente.

Otro aspecto fundamental son las fabulosas y muy acertadas colaboraciones que hay a lo largo de todo el disco, las cuales terminan por llenar el hueco que Rostam Batmanglij había dejado al partir de la banda. Aunque participó brevemente en este álbum con la canción «We Belong Together«, la cual escribió y compuso a lado de Ezra Koenig, como en los viejos tiempos.

Las colaboraciones también sirvieron para refrescar la paleta musical de la banda, trayendo nuevos sonidos pop experimentales muy bien logrados y pulidos. Como en las pegadizas «Sunflower» y «Flower Moon«, donde los neoyorquinos colaboran con el joven y virtuoso guitarrista Steve Lacy (The Internet) para mostrar el lado más jovial y audaz de todo el disco.

Más reseñas: Social Cues – Cage The Elephant

También están esos aportes creativos de Mark Ronson a la canción «This Life«, donde nos regalan sonidos más country muy frescos y veraniegos que le vienen como anillo al dedo al grupo. Y ese sample tomado de la canción «Talking» de Haruomi Hosono, que suena en la breve y futurista «2021» nos enseña el lado más experimental del ahora trío.

Pero si de colaboraciones hablamos, Danielle Haim se tiene que llevar todos los aplausos y todo el reconocimiento, pues es gracias a su dulce y melancólica voz, que logra compenetrarse maravillosamente con Ezra Koenig en las canciones «Hold You Now», «Married in a Gold Rush» y «Jerusalem, New York, Berlin«, que el álbum logra mantener su hermosa atmósfera orgánica y libre de preocupaciones en cada acorde.

Incluso las piezas cortas como «Big Blue» y «Bambina«, que aparentemente solo sirven como puente entre canciones, son obras muy bien trabajadas, que terminan aportando cierto toque atrevido, fresco y juguetón al disco.

Por supuesto, Father Of The Bride puede ser una enorme máquina de música pop increíble y agradable, pero tampoco es perfecto, en especial en la parte media del disco con «Unbearably White» y «Rich Man«, temas que se salen ligeramente de la temática relax del álbum y muestran un lado más crítico y sarcástico de la banda, que quizá sería muy atractivo si la temática del disco fuera esa.

Otro punto negativo, es que en medio de tantas colaboraciones de pronto Vampire Weekend ya no se siente como una banda, sino como un proyecto solista de Ezra Koenig, que de vez en cuando invita a sus amigos a colaborar con él y esto se ve aún más en sus recientes presentaciones en vivo.

¿El mejor álbum de Vampire Weekend?

La realidad es que Father Of The Bride es el disco más variado y más versátil dentro de la carrera de Vampire Weekend. Aquí es donde la banda da rienda suelta a toda su creatividad sin ponerse ningún tipo de límites y sin atarse a un género musical en específico. Simple y sencillamente la agrupación tomó todos los elementos que se le cruzaron en el camino y los combinó en su mezcladora de música pop.

Quizá el que haya sido un disco doble terminó por pasarle factura a la consistencia y dirección del álbum y es por eso que Father Of The Bride no puede ser considerado una obra maestra y tampoco el mejor álbum de la banda.

Aún así, siempre se agradece cuando una banda sale de su zona de confort y se atreve a experimentar con herramientas y elementos nuevos en cada disco y es precisamente esto lo que hace que Father Of The Bride sea una manera muy maravillosa de inaugurar un nuevo ciclo en la carrera de Vampire Weekend y también sea uno de los mejores álbumes de este año. 

Father Of The Bride

86
8.6

Instrumentación

9.0/10

Experimentación

9.0/10

Producción

9.0/10

Consistencia

8.0/10

Concepto

8.0/10

Pros

  • La banda sigue cambiando y evolucionando su sonido
  • Las colaboraciones son acertadas y maravillosas, en especial los duetos con Danielle Haim
  • El disco reúne elementos de una gran variedad de géneros y la mezcla es sencillamente hermosa

Cons

  • Por momentos el disco pierde consistencia y dirección, sobretodo en la parte media

0 comments on “Reseña: Father Of The Bride – Vampire Weekend

Haz ruido