Reseña: Phaedra - Tangerine Dream #45Años
Álbumes Reseñas

Reseña: Phaedra – Tangerine Dream #45Años

Han pasado 45 años del lanzamiento de Phaedra de Tangerine Dream y hoy repasaremos la historia y la importancia de este enigmático álbum

Un día como hoy pero de 1974, Tangerine Dream lanzó su quinto álbum de estudio titulado ‘Phaedra’, uno de los discos más importantes e influyentes en la historia de la electrónica y el rock

La década de los 70, fue una época en la que el público y los músicos estaban dispuestos a explorar cada una de las fronteras de la música y, sin duda, Tangerine Dream fue una de las primeras agrupaciones que se atrevió a ir más allá de estas barreras y regresar de esta odisea con éxito y completamente sanos y salvos.

Antes del lanzamiento de Phaedra, la banda alemana ya había publicado cuatro discos de estudio, en los que ya habían demostrado esa vena experimental que tanto les caracteriza, sin embargo, sus trabajos aún se escuchaban algo crudos y sin dirección. A esta primera etapa de Tangerine Dream se le conoce como Pink Years (1970-1973).  

Aunque en esta primera etapa la banda no tuvo una buena recepción por parte de la crítica, se lograron hacer de una base de fans muy sólida en su natal Alemania y en partes de Europa, lo que provocó que la disquera Virgin Records les ofreciera un contrato en 1973, dando inicio a la nueva etapa de la banda llamada Virgin Years.

Luego de firmar con la disquera, los tres miembros de la banda Edgar Froese (fundador de Tangerine Dream), Peter Baumann y Christopher Franke, se fueron a grabar Phaedra a Inglaterra en los estudios The Manor. De paso, también adquirieron un sintetizador Moog que sería la base para la canción central del disco.

Reseña: Phaedra - Tangerine Dream #45Años
Alineación de Tangerine Dream durante la grabacion de Phaedra (Foto: FilmInRevolt)

Sin embargo, desde un inicio la banda tuvo varios problemas y contratiempos a la hora de utilizar el Moog, pues en aquellos años los sintetizadores se calentaban y se desafinaban con gran facilidad luego de varios minutos de trabajo:

“Fue el primer disco en el que se tuvieron que estructurar muchas cosas. La razón fue que estábamos usando el secuenciador Moog por primera vez. Solo afinar el instrumento tomó varias horas cada día, porque en ese momento no había pre-sets o bancos de memoria. Trabajamos cada día desde las 11 de la mañana hasta las 2 de la noche. Para el día 11 apenas teníamos 6 minutos de música grabada”. Declaró Edgar Foose. 

Por si fuera poco, también sufrieron varios accidentes y descuidos en el estudio que dificultaron aún más el proceso de grabación. A pesar de eso, la banda terminó de grabar Phaedra en tan solo seis semanas, lo que es un tiempo récord considerado la complejidad de la obra:

“Técnicamente todo lo que podía salir mal, salió mal. La máquina de cintas se rompió, hubo repetidas fallas en la consola de mezcla y los altavoces se dañaron debido a las inusualmente bajas frecuencias de las notas graves. Después de 12 días de esto estábamos completamente destrozados. Afortunadamente, después de una pausa de dos días en el campo, un nuevo comienzo trajo un gran avance. ‘Mysterious Semblance’ fue grabado el 4 de diciembre. Pete y Chris estaban dormidos después de un largo día de grabación, así que invité a mi esposa, Monique, al estudio. Llamé al ingeniero de estudio y lo grabé en una toma en un Mellotron de doble teclado mientras Monique giraba las perillas en un dispositivo de eliminación de fases. Esta pieza está en el registro exactamente como se grabó ese día. Y esta práctica era continuar por el resto de la sesión”.

Desde el primer segundo del disco, Tangerine Dream nos envuelve en una atmósfera cósmica y oscura, repleta de un mosaico de sonidos electrónicos nunca antes escuchados, además, la banda muestra un lado más maduro y, por primera vez en su carrera, el camino por el que quieren ir es más claro y conciso.

La canción “Phaedra”, que es la pieza central del disco, surge gracias a que las cintas de grabación se accionaron accidentalmente mientras la agrupación se encontraba improvisando y experimentando con sus nuevos secuenciadores Moog. Inclusive, se logra percibir en el tema ciertas limitaciones que tenía el equipo análogo que se desafinaba con gran facilidad al calentarse.

Pero a pesar de estas deficiencias, la canción resulta un verdadero deleite, que te sumerge de principio a fin en un viaje astral a los límites del universo, dando pequeños respiros para que el viaje sea placentero y sumamente elegante.

Dicha expedición al universo continúa en la segunda parte del álbum que se compone por tres canciones “Mysterious Semblance at the Strand of Nightmares«, “Movements of a Visionary» y “Sequent ‘C'». Que desde el nombre, nos adelantan las texturas y el concepto musical que continuará mandando en el disco.

Sin duda, escuchar Phaedra resulta toda una experiencia auditiva completa, que se complementa a la perfección con la portada del disco, diseñada por el propio Edgar Froese, que como sabemos, era fanático del surrealismo de Salvador Dalí.

A pesar de que Phaedra no es una obra con contenido comercial, el disco resultó ser todo un éxito de ventas, alcanzando el número 15 en el chart del Reino Unido y consiguió un disco de oro en más de siete países de Europa. Curiosamente, en su natal Alemania el álbum pasó prácticamente desapercibido y fue cobijado y reconocido años después.

El disco también los llevaría a iniciar una nueva gira por Europa y les daría la solidez y la confianza necesaria para seguir experimentando con nuevos sonidos y nuevas texturas que convertirían a Tangerine Dream en una banda de culto.

Hoy en día, Phaedra se sigue oyendo como un disco fresco, sólido, experimental y adelantado a la época. Dudo mucho que algún día pueda ser igualado y su importancia e influencia en géneros como la electrónica, el ambient y el rock es prácticamente incalculable.

Simplemente es uno de los mejores discos de los 70’s y uno de los mejores discos de todo el Siglo XX.

Phaedra

95
9.5

Producción

9.0/10

Concepto

10.0/10

Consistencia

8.5/10

Instrumentación

10.0/10

Experimentación

10.0/10

Pros

  • Innovador y único incluso para nuestra época
  • Sirve como base para la música electrónica
  • Toma los mejores recursos del rock psicodélico y rock progresivo
  • Le saca todo el jugo a los sintetizadores

Cons

  • Por momentos el álbum y el viaje se vuelven un poco ásperos

0 comments on “Reseña: Phaedra – Tangerine Dream #45Años

Haz ruido