Le livre d'image: los sueños como reflectores de la realidad
Películas Reseñas

Le livre d’image: los sueños como reflectores de la realidad

Este año Cannes creó un nuevo premio para reconocer Le livre d'image, del director Jean-Luc Godard, una película que está redefiniendo el cine

Este año Cannes creó un nuevo premio para reconocer ‘Le livre d’image’, una película que está redefiniendo el cine

El mundo en el que vivimos es distinto según quien seas; las condiciones que la vida te haya puesto por principio, por el simple hecho de existir, y aquellas que se van generando en el transcurso de los años. Tiempo en el que no sólo te desarrollas como persona, también como sociedad. Formando así una mirada que pareciera similar y que bien podría estar en Le livre d’ image (El libro de imágenes).

Plantearse la vida desde uno para entender a todos es algo que, posiblemente, pocas veces se piensa. Pero es una idea con la que constantemente se está en relación de la que parte Jean-Luc Godard (À bout de souffle, Le Petit Soldat, Vivre sa vie) para hacer que el espectador se replantee mucho sobre la historia a través de una recopilación de fragmentos de películas y material de televisión, así como material propio.

Le livre d'image: los sueños como reflectores de la realidad
(Imagen: otroscines)

Esa idea es ¿cómo se conforman las imágenes dentro de la cabeza para crear los sueños? Estos tienen color, sonido, argumento; es una mini película que el cerebro se monta mientras se duerme ¿pero cómo ocurre esto?

Le livre d’ image compara esos sueños con aquello que a diario se ve como algo «normal». Violencia, guerras, los extremos (lo que es Occidente y Oriente); realza las formas de poder implantadas por una cultura machista y lo que se mueve con el dinero, como una forma de hacer funcionar el mundo. Como si los seres humanos ya hubieran cavado su tumba sentando la realidad únicamente en desgracia y soberbia.

Más reseñas: Perfectos Desconocidos: Intento fallido de representar la vida con tecnología

Durante 90 minutos y lanzando imágenes distorcionadas, un guión que pareciera estar dentro de tu cabeza bombardeando con preguntas y sonidos que ambientan las escenas, Godard entrega una película en la que cuestiona cómo es que El Hombre (los hombres, no la humanidad) ha decidido por todos quiénes sí tienen derechos y quienes sólo cumplen órdenes.

La puntualización sobre el género es importante porque da cuenta de cómo las mujeres han sido objeto de estos y responden a esas prácticas estructurales que ellos crearon para convivir. Además de formar un ensayo visual sobre las guerras que se viven en el Oriente y que del otro lado se escuchan como algo común que ocurre ahí, y que nadie pregunta por qué eso sigue.

Esta película consigue una cosa: enmudecer y hacer que el espectador sea parte de Le livre d’ image, pues es gracias a la formación en la narrativa visual (una entorpecida, a propósito, con cortinillas negras que duran varios segundos, cambios en blanco y negro que de repente cambian a colores saturados o fotografías sobreexpuestas) y el soundtrack (formado por una banda sonora que pareciera salido de una orquesta), que el sueño se vive.

Le livre d'image: los sueños como reflectores de la realidad
(Imagen: Atforum)

Te puede interesar: A Star Is Born: lo genuino de la tragedia

Godard se encarga de enfatizar lo que se prefiere en el mundo: el caos y el dinero, antes que una mente que busque conocer en vez de destruir.

«¿Por qué todos sueñan con ser rey y no Fausto? Ya nadie sueña con ser Fausto».

Reflejando así un mundo en el que se ha normalizado arrasar con todo. Pone un ejemplo: los ricos buscan acabar con su riqueza, y los pobres acaban con los pocos recursos que se les dan por necesidad. Como si ni un polo ni otro pudiera tener un equilibrio. Pero para que exista uno, el otro debe hacerlo en proporciones similares.

Le livre d'image: los sueños como reflectores de la realidad
Jean-Luc Godard (Foto: Culturebox)

Le livre d’ image es una propuesta conceptual bastante pesada, excepcional y grandiosa, porque todo el tiempo tiene algo que preguntar, algo que decir y es como recibir cachetadas por el entendimiento al que como humanidad no se ha llegado, sólo se impuso. Incluso, los huecos sin imágenes se llenan con sonido y palabras, o carecen de todo, pero están diciendo algo.

Godard entregó una de las mejores películas de este año; carece de actores principales, porque reafirma que todos en el mundo lo son, de alguna u otra manera. Es una propuesta visual bastante arriesgada y una propuesta sonora que se inmiscuye en todo el cerebro. Una cinta bastante arriesgada, porque aunque sea buena y a pesar de haber sido aclamada en Cannes este año recibiendo la Palme d’Or spéciale 2018, habría que ver cuántos consumen cine de este género.

Le livre d'image: los sueños como reflectores de la realidad
(Imagen: Lussane musées)

Una película que, como mencioné, no tiene personajes, pero sí una base además de los sueños: la mano, los cinco dedos, como el arma más destructiva del planeta.

Le livre d’image puede ser los mejores 90 minutos de tu vida, si estás dispuesto a confrontarte con la realidad y ser vulnerable ante ésta para dar cuenta que el lenguaje de los sueños es todo eso que se deja pasar o se descarta para no sufrir; o la peor hora y media si la confrontación es algo que no estás dispuesto a realizar.

Le livre d'image

Grandiosa
7.7

Argumento

7.0/10

Dirección

8.0/10

Imagen

7.5/10

Guión

8.0/10

Banda Sonora

8.0/10

Pros

  • El guión está sustentado
  • El espectador es parte de la obra
  • Gran compilación de material cinematográfico (referencias)
  • Descomposición de las imágenes

Cons

  • Demasiado lenta y pesada visualmente
  • El contexto es amplio pero no se entiende del todo

0 comments on “Le livre d’image: los sueños como reflectores de la realidad

Haz ruido