Reseña: James Assume Form - James Blake
Álbumes Reseñas

Reseña: Assume Form – James Blake

Assume Form es el trabajo menos experimental de James Blake, pero también es el que más logrado tiene su sonido y su intención.

Assume Form es el trabajo menos experimental de James Blake, pero también es el que más logrado tiene su sonido y su intención

Desde el comienzo de su carrera, James Blake resaltó entre todos los productores y compositores de su época: su sonido era único y su estilo novedoso. Con ya tres álbumes detrás, Assume Form era la última prueba para James.

Reseña: James Assume Form - James Blake
Foto: Facebook

Después de que su homónimo y Overgrown le abrieran el camino directo al estrellato (y por estrellato decimos producirle incluso a Beyoncé), The Colour In Anything nos recordó la inestabilidad que siempre se sintió en sus álbumes.

Aunque increíblemente complejo y rico en composición, su pasado álbum es pesado y poco digerible entre tantos cambios de estilo, producción y sonido. La incapacidad de Blake para definir su sonido era una virtud, más que una deficiencia.

Posiblemente esa es la razón final tras el resultado final de Assume Form: encontrar una forma, un molde y un cuerpo propio; uno en el que el productor británico pudiera desenvolver el sonido y sus ideas de manera natural, desenvolviendo todas esas ideas cargadas y pesadas en un filtro que dejara solo lo esencial.

Reseña: Papa Roach – Who Do You Trust?

La canción que abre el álbum es tan solo una muestra de cómo es que este trabajo está construido: un sonido limpio y profundo, recargado en los pianos, en los que su voz se desliza como un mensajero y un instrumento más.

El resultado es algo más parecido a «Our Love Comes Back» y «Two Men Down» que a «Retrograde» o «I Need A Forest Fire». Un giro dentro de sí mismo, que conjunta lo mejor de James Blake, aunque posiblemente no lo más le gusta a todos sus críticos (sí, te estoy hablando a ti, Pitchfork).

Reseña: James Assume Form - James Blake
Foto: Sopitas

Assume Form toma forma a través de una guía que, posiblemente, sea el movimiento más acertado de James Blake hasta ahora, aunque es claro que también es el menos arriesgado, al menos en el punto musical.

Otra de sus grandezas es la lírica y este álbum lo eleva hasta donde él mismo quiere. Por supuesto, esta no es una queja, como la que se le ha levantado, por parecer «cursi» o «acaramelado».

Contrastando con las letras poderosas, dolorosas y, hasta cierto punto, enojadas de otras de sus piezas, aquí logra desentrañar un James Blake sincero, íntimo y cercano. Sus sensaciones y sus emociones son dulces como melancólicas y poderosas como suaves.

Sin una violencia explosiva logra llevar la emotividad a un nuevo terreno: la aceptación y el sosiego. «Don’t Miss It» y «Lullaby For My Insomniac» son, posiblemente, los dos ejemplos más claros y más concretos de esta modificación.

Reseña: Remind Me Tomorrow – Sharon Van Etten

Por otro lado, «Barefoot In The Park» y «Where’s The Cathc» dan muestra de cómo se pueden tratar colaboraciones tomando lo mejor de sí mismo y lo mejor de su acompañante.

En la canción que comparte con Rosalía, la catalana explota por completo el rango de su voz y la potencia de su interpretación, mientras la producción de Blake lleva este estilo a un punto de encuentro armónico poderosísimo, que versa sobre el encuentro y desencuentro como una condición natural de la vida.

Por otro lado, su colaboración con André 3000 es una muestra clara de cómo se explota el flow y por qué André es el lirista más destacado de la época reciente. Sin mucha pretensión, y poniendo en el centro ambas voces, James sirve de cinturón mientras el rapero explota el doble tiempo, la melodía y el verso agresivo.

El placer y las diferentes formas de experimentarlo toman forma, tautológicamente, en Assume Form como una bruma que se forma tras un cristal. Es suave, es rico en melodía y el portentoso en el manejo de las voces.

Sin embargo, es también disonante de la formula que James había forjado en trabajos anteriores. Por un lado, concretar su sonido y una forma cómoda le tomó cuatro álbumes; por otro, esa forma tensa, cambiante y disonante era el sello de garantía de Blake.

Aunque en la lírica entregó un trabajo por demás impresionante, la parte melódica y de producción tuvo un declive en intensión y formación, a pesar de ser, por fin, concreto.

Reseña: ‘You Tell Me’ – You Tell Me

El inicio es agradable y fuerte, pero las dos colaboraciones con Metro Booming y Travis Scott salen de toda lógica y de toda armonía, aunque Blake se haya esforzado en llevar el estilo de estos dos hacia el suyo.

Llega un momento en que todo parece exactamente la misma fórmula, hasta que las dos colaboraciones sacan de ese letargo y las dos canciones del final cierran de manera magistral un camino seguro y poco turbulento.

Reseña: James Assume Form - James Blake
Foto: Stereogum

Puede que este sea el trabajo menos ambicioso, menos ecléctico, menos highbrow de James Blake, pero al mismo tiempo es su trabajo más sincero y con más forma. Finalmente, la música es un puente entre los creadores y su audiencia, y ese puente por fin nos enseña a James Blake del otro lado.

Assume Form - James Blake

Decente
7.8

Producción

8.9/10

Composición

7.5/10

Experimentación

7.0/10

Consistencia

9.2/10

Colaboraciones

6.6/10

Pros

  • - Jame Blake por fin se siente cómodo en un solo sonido
  • - De inicio a fin es una sola pieza
  • - Las colaboraciones con Rosalía y Andre 3000 destacan

Cons

  • - Poco riesgo creativo
  • - Metro Boomin, Travis Scott y Moses Sumney sobran
  • - Se guarda lo mejor para el final

0 comments on “Reseña: Assume Form – James Blake

Haz ruido