Maniac: el laberinto y rompecabezas que es la mente
Reseñas Series

‘Maniac’: el laberinto y rompecabezas que es la mente

Maniac, nueva serie de Netflix con Emma Stone y Jonah Hill a la cabeza, explora con algo de éxito, los laberintos y los rompecabezas de la mente humana.

Maniac, nueva serie de Netflix con Emma Stone y Jonah Hill, explora con algo de éxito el laberinto de la mente y las emociones

Más que ser un entramado súper complicado y difícil de entender para el público (como algunos han dicho), Maniac es un pequeño laberinto construido a través de Emma Stone y Jonah Hill como hilos conductores, para buscar, no explicar, adentrarse hacia la complejidad de la mente humana, o lo que sea que entendamos por esto.

Aquí mismo disparamos la alerta: esta crítica contiene información que puede ser considerada spoiler.

Esta mini serie, constituida por 10 capítulos, nos lleva por las historias paralelas de Annie y Owen que requieren sanar sus heridas para resolver sus conflictos personales y pretenden lograrlo, sin intentarlo, a través de una tecnología nueva, revolucionaria y no aprobada médicamente.

La premisa y el argumento son simples, por lo mismo pueden llevar dos caminos completamente opuestos: convertirse en un cliché u ocupar los lugares comunes para darnos un desarrollo interesante. Maniac no llega a ninguno de los dos destinos.

Maniac: el laberinto y rompecabezas que es la mente
Netflix

Cary Joji Fukunaga (True Detective [2014], It [2017], Beasts Of No Nation [2015]) es el creador de esta historia, así como el encargado de dirigirla. En su intento de seguir las líneas narrativas confusas y complejas, como lo hizo en True Detective, Maniac intenta vivir de lo mismo, entre alegorías y autorreferencias constantes.

Sin embargo, en su intento por montar un laberinto que al mismo tiempo sirva de rompecabezas, termina por ganarle su ambición, a pesar de los momentos brillantísimos que Emma Stone y Jonah Hill logran construir en sus interacciones oníricas retro-futuristas.

La serie parece demasiado cargada y, al mismo tiempo, vacía por los huecos narrativos que implanta. La pretensión de lograr una mezcla entre un laberinto y un rompecabezas fue demasiado.

Maniac: el laberinto y rompecabezas que es la mente
Netflix

Mientras que trata de implantar la simulación como la forma de ver el mundo desde Annie, en su intento por superar la experiencia traumática de la muerte de su hermana, también busca hacer una especie de analogía entre el armado de un cubo Rubik, un rompecabezas en la mente distorsionada de Owen, que espera juntar las piezas de su cabeza para evitar alucinar.

Estas dos visiones, en apariencia simples, no conviven con la misma naturalidad que sí los dos personajes principales, en los momentos en que brillan las actuaciones de Stone y Hill, como un gran dúo que lleva con gran responsabilidad la necesidad de interpretar cuatro diferentes personajes, mientras tienen como base otro más.

Este desequilibrio es, en gran parte, la razón por la que Maniac pasa de una gran premisa, con un gran casting, gran dirección de fotografía y excelente producción, a un bólido que pasa a gran velocidad por la pantalla, pero sin contar realmente nada.

Maniac: el laberinto y rompecabezas que es la mente
Netflix

Los diez capítulos de los que está compuesta parecen excesivos, aunque logran contextualizar por completo la historia en un tejido narrativo que, a pesar de tener un desarrollo pobre, no sufre por coherencia ni bases argumentativas. Todo eso que se dice termina impactando de manera real, en lo inmediato o en lo posterior y, aquello que no, guarda bien el secretismo necesario para sustentar algunos vacíos que de haber sido más explotados como recursos narrativos, habrían puesto en problemas a la serie.

Aunque podría entrar dentro de la temática que Black Mirror ha llevado como insignia, Maniac no requiere de tantos comparativos. Existe en su propio universo desprovisto de la demonización de la tecnología, como sí lo hace la otra serie de Netflix. Por el contrario, trata de humanizar la sobreexplotación de la tecnología, dejando claro que, por más que ésta se desarrolle, un humano la usa y un humano la desarrolla.

Esos laberintos y esos rompecabezas, sumamente complejos y difíciles de explicar en la mente humana, no son de fabricación en masa. Son personales, son producto de experiencias únicas e irrepetibles, que con frecuencia pueden ser compartidas a través de los laberintos y rompecabezas de otros, no por el código binario.

Maniac - Netlifx

7.80
7.9

Argumento

8.0/10

Fotografía

8.5/10

Actuaciones

9.0/10

Dirección

7.7/10

Narrativa

6.5/10

Pros

  • La plasticidad de Emma Stone como actriz
  • El descubrimiento de Jonah Hill fuera de la comedia
  • Fotografía
  • Riesgo narrativo

Cons

  • Narrativa apresurada
  • Dirección deficiente
  • Conclusión difusa

2 comments on “‘Maniac’: el laberinto y rompecabezas que es la mente

  1. Pingback: #Reseña Élite: un compendio de clichés que no representa a la juventud - Looper

  2. Pingback: ¿The Walking Dead sobrevivirá sin su protagonista? | Looper

Haz ruido