Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
Reseñas Series

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix

Febrero inició con grandes estrenos en series, uno de estos fue Russian Doll, la historia de una mujer que muere pero revive varias ocasiones

¿Será esta idea la nueva mágica inversión de Netflix?

Si un día mueres ten por seguro que nada lo va a cambiar, sin embargo, en el mundo ficticio del cine esta realidad puede modificarse. Russian Doll, una de las series estrenadas el 1 de febrero en Netflix, le da la oportunidad a una joven de revivir una gran cantidad de veces para que cambie el sentido que le daba a su vida y pueda tener algo mejor.

De esta manera Nadia Vulvokov, una programadora de videojuegos, interpretada por Natasha Lyonne, muere el día de su cumpleaños 36 cuando la atropella un auto por andar buscando a su gatito. Ella revive en el baño del departamento donde sus amigas le habían hecho una fiesta sorpresa. Esta acción ocurre durante casi todos los capítulos de la serie.

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
Foto antes de la tragedia

Russian Doll hace una crítica sobre los estereotipos que tienen algunas personas sobre los latinoamericanos. Lo que queda muy claro cuando Nadia menciona que si ella fuera asesina escaparía a México y cambiaría su identidad. Tengamos en cuenta el contexto en el que esta serie se desarrolla: uno donde se quiere construir un muro entre la frontera de países de norteamérica por xenofobia.

Además de esforzarse todo el tiempo de hacer énfasis en los judíos, cómo son los rusos y demás. Podría parecer que, contrario a esto, se están reforzando estas ideas. Sin embargo, eso es lo que hace de este nuevo material de Netflix una comedia negra en todo sentido, más allá del coqueteo con la muerte y el cómo se conforma ésta.

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
Y aquí Nadia sacando su enojo con el pollo

Más reseñas: ‘Clímax’: el comercial de vive sin drogas de Gaspar Noé

La manera en la que se desarrolla esta idea de revivir es tediosa por una razón: Russian Doll esta conformada por ocho episodios, en los que los primeros seis la protagonista trata de entender qué está pasando, por lo que muere siempre y no concreta nada, excepto que el destino no solo acontece a su muerte, pues en cada tragedia que le ocurre ve cómo los demás se ven afectados.

Pero da cuenta de esto hasta que, literalmente, ese primer mundo que ella conoce se va desmoronando. Lo que hace que Nadia se encuentre constantemente en contacto con su pasado, uno que quedó marcado durante su infancia al tener que convivir con una madre que tenía problemas, nunca queda claro cuáles, convirtiendo a su hija en complice y víctima de un destino que ella no decidió.

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
Aquí Nadia bien vivita luego de una de sus mil maneras de morir

Conoce: Los estrenos de Netflix pal cuchareo del amor y la amistad

Estos primeros seis capítulos ofrecen un rato que se ve marcado por «Gotta Get Up», de Harry Nilsson, la canción que Nadia escucha en el baño cada que revive, lo que induce al espectador a un nuevo comienzo mucho antes de que se de cuenta lo que le ocurrió a la protagonista. Un loop que, en resumidas cuentas, no podría existir sin los primeros segundos de este tema.

Así, Russian Doll desarrolla un destino en el que ocurre el efecto mariposa donde «cualquier pequeña discrepancia entre dos situaciones con una variación pequeña en los datos iniciales, cabe resaltar que sin duda alguna y sin explicación científica, acabará dando lugar a situaciones donde ambos sistemas evolucionan en ciertos aspectos de forma completamente diferente». (Vía: Wikipedia)

Es decir, Nadia muere y al principio todo está raro, por supuesto, pero cree que su vida se ve modificada en la dimensión en la que se encuentre. Lo que no es así, pues conforme va siendo consciente de lo que pasa también nota cómo cambiar, incluso, la forma de bajar las escaleras afecta a todos.

Su muerte provoca caos para el mundo en general.

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
¿Alguien puede adivinar qué va a pasar?

Y claro que nada de esto tendría explicación si no conociera a Alan (Charlie Barnett), a quien le ocurre exactamente lo mismo, pero contrario a la situación de ella, este hombre revive el día más triste de su vida: el de su suicidio.

Ambos personajes reviven frente a un espejo, lo que con una escena en uno de los último capítulos, se ve cómo este objeto funge como una especie de transportador hacia otra dimensión. Una primera donde sus vidas no se juntan para nada, otra donde ambos se conocen y deben ayudarse; una más donde uno conoce al otro pero éste no lo hace y todo se complica.

Y la última: donde se obligan a conocerse y unir este punto del destino.

Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix
Alan y Nadia intentando pasar un videojuego que ella misma programó

Russian Doll fue producida por la misma Natasha Lyonne junto con Amy Poehler y Leslye Headlad, y consiguieron desarrollar una idea buena, porque a quién no le gustaría poder jugar así con algo irreversible como lo es la muerte, sin embargo su ejecución no es tan grandiosa porque tienes que aguantarte 3/4 de la serie para ver que algo interesante pase.

Además, Lyonne se mete nuevamente en el papel de alcohólica, drogadicta, devastada por la vida, tal como su interpretación de Nicky en Orange Is The New Black, dando la impresión de que ha enfrascado su carrera como actriz en un solo tipo de personaje, por lo que al principio se le ve acartonada.

Es más, pareciera que es Nadia intentando ser Nicky lo que deja en duda ¿en dónde está Natasha? Porque está ahí, en la producción de algo que ya le habíamos visto con un traje de presidiaria de Litchfield, que solo cambió por un abrigo y unas gafas.

Russian Doll es una comedia que no podemos dejar de ver por más tedio que haya en su ejecución, pues la crítica ligera hacia el imperialismo gringo hace de esta serie un ambiente que resulta muy familiar en muchos sentidos; que se entiende desde el contexto histórico y lo consigue también por sí sola.

Russian Doll

Aceptable
6.9

Producción

6.9/10

Fotografía

7.0/10

Argumento

7.0/10

Guión

7.2/10

Escenografía

6.5/10

Pros

  • Avena, el gatito, hace un gran papel
  • La idea es buena, pero tediosa
  • La ambientación de la música hace fusión con el sentido de las dimensiones que se quieren enfatizar
  • Es constante el rollo de cuidar las acciones de la protagonista para evitar morir

Cons

  • La actuación de Lyonne es buena, pero ese papel ya se lo conocemos
  • Hay que esperar casi tres horas de la serie para que algo interesante pase
  • Alan debió tener más tiempo, pues gracias a este personaje la historia se entiende

0 comments on “Russian Doll: El efecto mariposa de Netflix

Haz ruido